La “mancha” en el Atlántico que preocupa a los científicos

Un estudio científico demuestra que Groenlandia, que junto con la Antártida es uno de los lugares con mayor cantidad de hielo de agua dulce en el planeta, está bajo el efecto del calentamiento global, y el derretimiento de sus hielos es cada vez mayor.

La llamada “mancha”, de color turquesa y que puede observarse sobre el Atlántico, se trataría de una superficie oceánica más fría de lo normal a causa del impacto del cambio climático en Groenlandia.

ESTE ENFRIAMIENTO EN EL ATLÁNTICO ES COMPLETAMENTE OPUESTO AL CALENTAMIENTO EN EL PACÍFICO

Aunque este enfriamiento de aguas por el derretimiento de los glaciares es completamente opuesto al calentamiento en el Pacífico, un estudio reciente llevado a cabo por importantes climatólogos muestra que la gran isla perteneciente al Reino de Dinamarca está experimentando una pérdida masiva de hielo, algo que está alterando la circulación normal del océano Atlántico, lo que se conoce como Circulación Meridional de Retorno del Atlántico Norte (AMOC, por sus siglas en inglés).0013461998

La otra corriente principal en la AMOC es un flujo de retorno de agua fría profunda que corre hacia el sur desde los polos hacia el trópico y que tiene impactos dramáticos sobre nuestro clima a escala mundial. El calor y el frío impulsados por la corriente se transfieren a la atmósfera y ayudan a promover nuestros patrones del clima.

LA MANCHA ES UN ÁREA GRANDE EN EL ATLÁNTICO NORTE QUE ESTÁ VIENDO UNA TENDENCIA DE ENFRIAMIENTO PRONUNCIADA

Normalmente, el agua salada fría en el Atlántico Norte desciende, porque es más densa, y es reemplazada por agua cálida que llega desde el sur. Es un proceso similar que impulsa los sistemas de alta y baja presión y una corriente en chorro que impulsa nuestro clima. En este caso, el estudio sugiere que las enormes cantidades de agua dulce que llegan al océano debido al hielo que se derrite en Groenlandia pueden impedir que el agua salada densa y fría descienda, y altera la circulación de la AMOC.0013462031

La película El día después de mañana refleja este mismo cambio climático mundial en cuestión de días. Es cierto que existe una relación entre el fenómeno y el film, aunque la ficción de Hollywood no está basada en datos científicos sólidos y cuenta con un alto grado de exageración para atrapar a los cinéfilos, pero actualmenteexisten motivos de preocupación para los científicos por la modificación tanto en el Atlántico como en el Pacífico, ya que la pérdida de la circulación normal del océano podría ocasionar cambios drásticos en los patrones climáticos, y la continua pérdida de hielo en Groenlandia dará lugar al continuo aumento del nivel del mar, lo que amenaza a las ciudades costeras alrededor del mundo.

CNN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here