Soudi Jiménez, periodista de vocación y por opción

Fotos cortesía

Por Lenny Castro

Este polifacético salvadoreño de 44 años, comenzó a recorrer el camino de las comunicaciones en los mejores años de su juventud y es hoy por hoy un digno referente de la calidad del trabajo salvadoreño en territorio Norteamericano, donde ha vivido y trabajado los últimos 14 años de su vida.

Originario de San Francisco Menéndez en Ahuachapán, buscó profesionalizarse en San Salvador, egresó de la Universidad de El Salvador en el año 1999  y desde entonces su experiencia profesional no ha hecho más que aumentar.

A su ejercicio periodístico se le han sumado áreas tales como: corresponsal de prensa, reportero de televisión, director de comunicaciones  y ahora periodista y asistente de edición para los rotativos Hoy Los Angeles y Los Angeles Time en español.

El trabajo de prensa en materia migratoria que ha realizado este compatriota ha sido reconocido con variados premios de diferentes instituciones, donde los hispanoamericanos siempre son el tema central de sus artículos.

Algunas de las instituciones que han reconocido su trabajo con sendos reconocimientos son: National Association of Hispanic Publications y Los Angeles Press Club.

Son pocos los profesionales que pueden hablar de una trayectoria tan amplia, así como de haber buscado posteriormente aumentar sus conocimientos en ciencias políticas, comunicación institucional y mercadotecnia para poder escribir y dialogar con autoridad en dichos temas.

Al hablar con Soudi, uno se da cuenta que es una persona carismática y emprendedora, ambas cualidades le han permitido explorar las distintas facetas  de su profesión, fue en esa búsqueda que en el año 2000 comenzó a trabajar en relaciones públicas como asesor y director de comunicaciones para la primera dama en turno y posteriormente (por un corto lapso) con la sucesora de ésta, dicho periodo terminó en 2005.

Según él, su trayectoria como periodista y publirrelacionista, le han permitido darse cuenta que comparte amor y respeto por ambas, además de poderse  desenvolver en cualquiera sin problema.

“…He aprendido a amar a las dos”, aseguró.

El que es perico donde quiera es verde

Después de haber trabajado como asesor, Soudi quería alejarse de la política y explorar nuevos horizontes.

Fue así como a partir de septiembre de 2004, ya estaba buscando el próximo reto y decidió responder a un anuncio publicado por el Ministerio de Relaciones Exteriores donde buscaban a alguien con sus aptitudes; sin embargo la plaza estuvo disponible hasta el año 2005 y no era exclusiva de comunicaciones.

Esa etapa, Soudi la recuerda como un aprendizaje.  Primero porque el trabajo era fuera del territorio nacional, si bien es cierto siempre sintió la inquietud de trabajar fuera de su país, en ese momento no era una prioridad; así como Estados Unidos no estaba en sus preferencias.

Además originalmente su aplicación fue recibida fuera de plazo, ya que cuando a él le llegó la noticia, por medio de una amiga, que estaban contratando gente ya había expirado la fecha de aplicación; sin embargo se aventuró a llevar su hoja de vida personalmente y aunque tuvo una negativa de entrada, insistió en dejarla por si más adelante salía otra oportunidad.

Después de aquel suceso recuerda salió de viaje por motivos laborales y cuando regresó tenía un mensaje de parte de la oficina de Relaciones Exteriores donde lo llamaban a una entrevista.

El resto fue cuestión de paciencia, perseverancia y de tomar una decisión, al final en 2005 se trasladó  a trabajar al Consulado de Los Ángeles desempeñando diferentes labores. Recordó que por casi 5 años no desempeño ningún rol relacionado a su profesión.

No fue hasta casi los últimos dos años que vio la luz al retomar la parte de comunicaciones. En dicho lapso en algún momento pensó que ya no iba a regresar al periodismo.

Reaprender y Reinventarse

El retorno a la profesión amada no fue fácil, su paso por el consulado dejó una huella, cuando llegó a Los Ángeles inicialmente solo estuvo en atención al público y si bien es cierto esto también era comunicaciones no era lo que esperaba; pero hasta cierto punto si lo que necesitaba para ver desde otra perspectiva su profesión y ganar la experiencia que lo llevaría hasta donde está hoy.

Sus nuevas labores también le proporcionaron nuevas habilidades y contactos que al final fueron decisivos.

Fue así como con un nuevo idioma, sin familia y en un nuevo entorno tuvo que reinventarse y reaprender. La empatía fue la clave para sobrellevar esta etapa que fue muy dura.

“Al final esa experiencia me ha servido porque me proyectó para el momento de llegar al periódico, porque ellos andaban buscando a alguien que escribiera la fuente centroamericana, las relaciones consulares y comunitarias, entonces yo ya tenía esos contacto. Fue un recurso que me sirvió para llegar al periodismo nuevamente.” afirmó Soudi.

Él tuvo que poner a prueba sus capacidades previo a la llegada al periódico. Regresó a la escuela para mejorar el inglés, viajaba entre 60 y 75 minutos en transporte público para llegar al trabajo, no había espacio para descansar por la rutina de la casa al trabajo, del trabajo a la escuela y luego de nuevo a la casa. Sumado a que el salario no era suficiente.

Hubo momentos en que quería volver a su zona de confort. “Cuando tenía como 6 meses de estar acá, le hablé a una amiga y le dije que iba a regresar… la soledad y el estilo de vida se me hizo abrumador, no conocer el sistema, sin importar tu estatus migratorio… el proceso de adaptación es duro.”Recordó.

Sin embargo fue esa misma conversación la que lo ayudó a reflexionar y comprender que tenía una gran oportunidad en sus manos y que solo de él dependía convertirla en algo mejor.

Fue en ese proceso que se reencontró con su fe, se reconectó con su identidad, su cultura y posteriormente el amor llegó a su vida. Actualmente Soudi está casado y tiene dos bellos hijos, su esposa es de nacionalidad mexicana y aseguró que fue por ella por quién decidió al final quedarse en la ciudad de Los Ángeles.

“Hoy Los Angeles”

Su regreso al área del periodismo fue un proceso de reconexión, Jiménez recuerda que conoció de la oportunidad no porque le hicieran la propuesta directamente a él.

Ya para ese tiempo tenía 7 años de trabajar en el consulado y 2 de haber vuelto a estar al frente de un gabinete de comunicaciones, fue por esta última razón   que una fuente le consultó sobre periodistas porque estaban en un proceso de contratación.

Recuerda que refirió a 2 colegas y que también la inquietud de volver a la prensa escrita despertó nuevamente en él, fue así como a la primera oportunidad que tuvo pidió lo tomaran en cuenta para el proceso de selección.

Una de las pruebas fue escribir un artículo de prensa, les gustó y lo querían publicar pero por su trabajo prefirió no saliera; sin embargo eso le valió para pasar el primer filtro y seguir en el proceso.

“Eso fue a finales del 2010, pero luego comenzó el 2011 y ya no tuve noticias del proceso… “Explicó Soudi, al parecer contrataron a otra persona que había trabajado por años como corresponsal independiente para el periódico.

Sin embargo en 2012 tuvo nuevamente noticias del periódico, lo contactaron para reiniciar el proceso y supo que un amigo suyo Jesse Linares, ex editor del periódico lo había recomendado para el puesto y lo hizo desde su lecho de muerte después de padecer una larga enfermedad.

Ese hecho fue un aliciente y también un gran compromiso para Soudi, por el reconocimiento a su trabajo y no dudo en aportar su experiencia y conexiones para dar cobertura a todos los temas relacionados con Centroamérica y diferentes organizaciones relacionadas con temas migratorios.

Este periodista de vocación y opción,  reconoce que uno de los retos a los que se ha enfrentado es dar visibilidad a la comunidad migrante centroamericana.

“… Ha sido un desafío poderles dar esa voz, porque no se puede ignorar la realidad que vive la región ¿Por qué salen de su país? Así como otras acciones de la comunidad migrante centroamericana acá en Estados Unidos.” Aseveró.

Para él es un reto constante, en especial porque sabe de los enormes sacrificios que muchos de ellos hacen para estar en Estados Unidos y que son un motor que ayuda al sostenimiento de la economía.

Uno de los temas que a él más lo ha marcado, es aquel que tiene que ver con las desapariciones en la frontera. Está consciente que su trabajo como periodista es denunciar y hacer que las víctimas sean escuchadas.

El Salvador y el futuro

Al preguntar a Soudi ¿Qué es lo que más extraña de El Salvador? No duda en responder “Todo”.

Para él siempre es su tierra, sin importar el tiempo o la distancia, cuando vuelve trata de vivir lo cotidiano, comer todo lo que pueda y visitar cada rincón. La familia y amigos es algo que añora.

Cada día trata de inculcar a sus hijos amor y respeto por la cultura de sus padres  – la salvadoreña y la mexicana – ya que ese es un legado invaluable.

En un futuro a Soudi le encantaría tener su propio espacio de comunicación, sabe que el primer paso para lograrlo es soñarlo y en cuanto tenga la oportunidad irá por ello.

“Es algo que me gustaría a mediano plazo, ahora con la tecnología eso es más fácil… He venido pensándolo por algún tiempo. Espero que sea a mediano plazo”, puntualizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here