Bukele: Yo le pregunté a Dios y él me dijo «paciencia»

Foto cortesía Casa Presidencial

No hubo aprobación del préstamo para la Fase III del Plan Control Territorial, lo que si hubo fue una tensa lucha de poderes entre el Órgano Legislativo y Ejecutivo que finalizó con una oración y una sola palabra: paciencia.

En la tarde de este domingo se esperaba que sesionara de forma extraordinaria la Asamblea Legislativa convocada por el Consejo de Ministros. Antes de las 3:00 pm los primeros diputados se presentaron a la Asamblea Legislativa donde encontraron un primer obstáculo; las puertas del Salón Azul estaban cerradas, sin embargo, se dijo que el presidente de la Asamblea, Mario Ponce, autorizó que se abrieran.

De forma simultánea, cientos de personas se concentraron en las afueras del Palacio Legislativo atendiendo el llamado que hizo el presidente Nayib Bukele, con la intensión de hacer valer su derecho constitucional a la insurreción, como lo cita el artículo 87 de la Constitución de la República.

De la fracción del FMLN no asistió ningún diputado, sí atendieron la convocatoria los parlamentarios de GANA, PCN, y algunos de ARENA como Felissa Cristales, y el pedecista Reynaldo Carballo. Tres minutos después del ingreso de los parlamentarios, lo hicieron elementos militares y agentes de la UMO quienes se colocaron alrededor de todo el Salón Azul y de Junta Directiva.

Esta acción militarizada fue criticada por los mismos diputados que atendieron la convocatoria. No era necesario llegar a esto, dijo Francis Zablah, mientras que la diputada Felissa Cristales quien públicamente ha apoyado las decisiones del gobierno, prefirió retirarse.

Minutos después de las 4:00 pm el presidente Bukele se paró en la tarima montada en las afueras del Palacio Legislativo, donde ofreció un discurso enérgico del por qué se debía aprobar el préstamo de $109 millones para el Plan Control Territorial.

«Los diputados hoy han roto el control constitucional al no venir a la Asamblea Legislativa, ellos son los que desobedecen un mandato del Consejo de Ministros, ellos no son la Sala de lo Constitucional para interpretar la Carta Magna», enfatizó Bukele.

Luego les dijo que iría al Salón Azul, que oraría y regresaría nuevamente. A las 4:41 pm el mandatario ingresó al Palacio Legislativo y fue recibido como manda el protocolo.

Llegó y ocupó el lugar del presidente de la Asamblea, tras unas breves palabras dijo que oraría. Junto sus manos y segundos después se cubrió el rostro con ellas. A las 4:46 pm se levantó y se retiró del Salón Azul sin decir ni una palabra, dejando en confusión a los diputados.

A las 4:49 pm regresó a la tarima y se dirigió nuevamente a los salvadoreños concentrados afuera de la Asamblea Legislativa.

«Yo le pregunté a Dios y él me dijo: paciencia», fueron las palabras del mandatario quien de entrada se topó con la negativa del pueblo convocado, quienes exigieron la insurrección. Los convenció en que existe una sabiduría divina, no sin antes ponerle plazo de una semana a los diputados de la Asamblea Legislativa para que aprobaran el préstamo.

.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here