La duquesa de Sussex perdió el bebé que esperaba el pasado verano

La duquesa de Sussex ha escrito un artículo para el periódico The New York Times en el que desvela que el pasado mes de julio perdió el bebé que esperaba con su marido el príncipe Enrique. Según ha recordado ahora, la jornada comenzó como cualquier otra, ocupándose de las tareas habituales como preparar el desayuno y dar de comer a los perros, pero horas más tarde, mientras le cambiaba el pañal a su hijo Archie, sintió un dolor agudo que le hizo darse cuenta de que algo no iba bien.

«Me caí al suelo con Archie todavía en brazos, y empecé a tararear una canción de cuna para calmarnos a los dos», ha explicado. «Esa alegre melodía chocaba radicalmente con la sensación de que estaba pasando algo malo. Supe, mientras abrazaba a mi primer hijo, que estaba perdiendo al segundo».

La antigua actriz fue trasladada al hospital, donde le informaron que había sufrido un aborto espontáneo, y ahora ha decidido hablar acerca de su dolorosa experiencia para animar a otros a seguir su ejemplo y acabar con el tabú que aún existe en torno a este tema.

«Estaba en una cama de hospital, sosteniendo la mano de mi marido. Sentí que su palma estaba húmeda y le besé los nudillos, mojados por nuestras lágrimas. Mientras miraba las paredes blancas y frías, mis ojos se volvieron vidriosos. Intenté imaginar cómo nos recuperaríamos», ha desvelado acerca de su reacción inicial a la devastadora noticia que le dieron los médicos.

«Pero hemos aprendido que cuando la gente nos pregunta, a cualquiera de nosotros, cómo estamos y cuando realmente escucha nuestra respuesta, con el corazón y la mente abiertos, la pena se vuelve a menudo más llevadera – para todos nosotros. Al recibir la invitación para compartir nuestro dolor, damos los primeros pasos hacia la curación», ha afirmado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here