Pleno legislativo aprobó transferencia de fondos DEG y préstamo de $200 millones

Ernesto Castro, presidente de la Asamblea Legislativa

La Asamblea Legislativa aprobó el martes dos proyectos de ley para asegurar fondos disponibles y hacer una oferta de compra “transparente, pública y voluntaria” a todos los tenedores de bonos de deuda soberana salvadoreña que abarca desde 2023 hasta el año 2025.

La primera de las iniciativas admitidas por 66 legisladores es el Decreto Especial y Transitorio para Autorizar al Banco Central de Reserva el Traslado al Ministerio de Hacienda del Monto, en dólares de los Estados Unidos de América, equivalente a 275 Millones de Derechos Especiales de Giro.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), los Derechos Especiales de Giro (DEG) son un activo de reserva internacional creado en 1969 para complementar las reservas oficiales de los países miembros. Los DEG se pueden intercambiar por monedas de libre uso.

La segunda iniciativa, avalada con 66 votos, es la suscripción de un préstamo de $200 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

De acuerdo a lo expuesto por el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, quien se presentó a la Asamblea para entregar estas iniciativas, El Salvador tiene la liquidez no solo para pagar todos sus compromisos a su vencimiento, sino también para comprar toda su propia deuda por adelantado.

“El Mandatario de la República, Nayib Bukele, junto con su equipo de Hacienda, les hace una jugada maestra a la oposición: El país demuestra con hechos, con una transacción histórica y transparente, que este gobierno cumple con sus responsabilidades y de una manera adelantada”, comentó el presidente de la Asamblea, Ernesto Castro.

“El otro año vamos a tener que pagar $800 millones más intereses, deuda de Francisco Flores; en 2025, $950 millones gracias al FMLN; en 2027 otros $970 millones; y en 2029 otros $820 millones; de ahí, en 2032 hasta 2035, deuda de ARENA, serán $156 millones más intereses; yo estaré cerca de cumplir los 70 años cuando terminemos de pagar toda la deuda de ellos”, señaló el jefe de fracción de Nuevas Ideas, Christian Guevara.

Por su parte, el titular de Hacienda, mencionó que las medidas tomadas por este Gobierno han permitido que el país esté estable y con buena salud financiera.

“Pese a toda la deuda heredada, en 2020 salimos con los compromisos de país y el crecimiento económico se tornó muy robusto para sostener la capacidad de pago […] Hay una clara señal de liquidez y solidez de finanzas públicas del país”, agregó.

Además, el funcionario indicó que: “En ese mismo año (2020) los ingresos tributarios cayeron cerca de $800 millones, en ese momento no teníamos una Asamblea Legislativa que apoyara las iniciativas del Gobierno, aún con esos obstáculos cumplimos con todos nuestros compromisos financieros”.

Para esta opción de compra anticipada de deuda admitida, se suma la robustez del sistema financiero del Banco Central de Reserva (BCR), además de una fuerte recaudación tributaria, una buena relación con los organismos multilaterales, por la adecuada planificación y uso transparente de los fondos públicos que se le asignan al Ejecutivo.

La operación de compra será ejecutada bajo el precio de mercado y comenzará en seis semanas, es el tiempo que se tardaría el ministerio de Hacienda para presentar todos los trámites debidos.

“No vamos a defraudar la confianza con los inversionistas para no cerrar los mercados ni las fuentes de financiamiento”, explicó Zelaya.

El diputado de Nuevas Ideas, Rodrigo Ayala, manifestó que desde el momento en el que el Presidente Bukele anunció estas medidas, incrementó el valor de los bonos del país en el mercado internacional, gracias al pago anticipado que se podrá efectuar.  

“Lo que es inusual es que El Salvador pague antes de tiempo sus deudas, demuestra la solvencia que se tiene y la liquidez”, afirmó.

Pese a los compromisos que están suscritos por administraciones anteriores, el Gobierno actual continúa entregando paquetes agrícolas, equipo tecnológico a los estudiantes, sigue ejecutando obras de infraestructura, mantiene un buen manejo del COVID-19 y sostiene la implementación del “Plan Control Territorial”.

Las iniciativas aprobadas

Una de las propuestas presentadas por el Ministerio de Hacienda y aprobadas por el pleno es el uso de los derechos especiales de giro asignados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el año 2021, en el marco de la pandemia.

Estos son valores a favor del país o Estado receptor que se pueden convertir en dólares o en cualquier moneda fuerte. El Salvador no había convertido estos valores, que se encontraban en el Banco Central de Reserva (BCR).

Paraguay, Ecuador y Honduras son ejemplo de países que hicieron uso de estos valores que emitió el FMI.

Con ello, el país alimentará su posición de solidez en cuanto a liquidez y, por otra parte, para garantizar la robustez en la posición financiera del BCR, Hacienda emitirá un bono a 10 años, para que, pasado ese tiempo, la institución pague esos fondos al banco.

La otra iniciativa aprobada por los diputados es la autorización emitida al Ministerio de Hacienda para suscribir un crédito por $200 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Esta es una operación de reembolso de gasto de inversión, lo cual dará al país libre disponibilidad del dinero recibido y que fue ejecutado para subsidiar el precio de los combustibles, debido a la inflación y a la variación en el mercado internacional.

Los dos decretos aprobados permitirán a El Salvador hacer la compra anticipada de bonos soberanos salvadoreños, con lo cual se logran honrar los compromisos de deuda que el país tiene a escala internacional.

Asimismo, este mecanismo abre una ventana de oportunidades que dejarán un ahorro al Estado al comprar los bonos al valor en el que se encuentran en el mercado en este momento.

Las transacciones se efectuarán sin violentar las reglas de los mercados bursátiles internacionales ni la confianza de los inversionistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here