Kimberly-Clark promueve más acceso a saneamiento básico e higiene para 2.5 millones de personas en Latinoamérica

Foto cortesía

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) designó en el año 2013, el 19 de noviembre como el Día Mundial del Baño, para sensibilizar sobre la importancia del acceso a baños dignos y su papel en la mejora de la higiene y la salud en todo el mundo.  También, con el propósito de colocar el saneamiento básico como una prioridad.

Por esta razón, en esta fecha y como parte de su compromiso de brindar un mejor cuidado para un mundo mejor, Kimberly-Clark a través de su marca Scott®, promueve el programa global “Baños Cambian Vidas”, de la mano con las ONG Water For People y Plan International. Esta iniciativa, busca mejorar el acceso a condiciones básicas de higiene y saneamiento para las comunidades rurales latinoamericanas más vulnerables.

La compañía pretende sumar a alrededor de 1 millón de personas impactadas entre 2022 y 2023, e invertir más de 2 millones de dólares para que más personas tengan un baño digno – es decir casi duplicar la inversión anual del programa desde el 2015- donde ya invirtió más de para 3 millones de dólares e impactó cerca de 2.5 millones de personas.

Según las Naciones Unidas y la organización Global Living, más personas en el mundo tienen acceso a teléfonos móviles que a inodoros. Hoy en día, casi la mitad de la población mundial, es decir, 3.600 millones de personas, carecen de saneamiento seguro y cada día, más de 700 niños menores de 5 años mueren de diarrea relacionada con la falta de agua potable, saneamiento y mala higiene.

«Cada año mueren miles de niños a causa de enfermedades prevenibles transmitidas por el agua», comentó Mark Duey, Co-CEO de Water For People. «La inversión de Kimberly-Clark en saneamiento e higiene en América Latina, significa que la educación y la infraestructura se realiza en las comunidades donde más se requiere para mantener a los niños, niñas y familias saludables”.

Sin un saneamiento sostenible y gestionado de forma segura, las personas a menudo no tienen más remedio que utilizar baños poco fiables e inadecuados, incluso practicar la defecación al aire libre, lo que hace que los desechos humanos no tratados salgan al medio ambiente y propaguen enfermedades.

En El Salvador, el programa “Baños Cambian Vidas” continuará con su implementación en 60 escuelas de los departamentos de Cuscatlán y Cabañas, con la meta de impactar a 192.616 personas mediante talleres para la sensibilización de niñas y niños sobre buenos hábitos de higiene, así como capacitación para maestros, tutores y administradores.

Además, se renovará -al menos una instalación sanitaria- en las dieciocho escuelas y se acondicionarán un total de 30 de ellas, con estaciones de lavado de manos.

Un documental que refleja esta problemática

Con el objetivo de ayudar a concientizar acerca de la importancia de articular iniciativas enfocadas en temas de saneamiento e higiene, Kimberly-Clark organizará un Encuentro Latinoamericano para el Día Mundial del Baño, que contará con la participación de representantes de las ONG Water For People y Plan Internacional, y será moderado por la reconocida periodista latinoamericana Glenda Umaña, quien trabajó en CNN Español.

Además, la compañía lanzará un minidocumental a través de su canal de YouTube para Latinoamérica, el cual explora la problemática del acceso al agua en Latinoamérica y cómo el programa “Baños Cambian Vidas” genera un impacto positivo en las comunidades. El minidocumental se puede ver en: Kimberly-Clark América Latina – YouTube

A falta de un sanitario, los niños se iban detrás de las aulas a hacer sus necesidades fisiológicas, pues las letrinas estaban con agua acumulada y no eran seguras para ellos. Ahora con los baños ya tienen un lugar seguro donde hacer sus necesidades y practicar el aseo correspondiente”, indicó Rebeca Gutiérrez, en Santa Cruz del Quiché, Guatemala.

En 2022, el programa “Baños Cambian Vidas” completa ocho años de beneficiar a miles de personas en América Latina a través de activaciones locales que llevan baños, educación sobre higiene y acceso al agua potable a las comunidades locales más vulnerables. La expectativa al 2030 es impactar a 10 millones de personas en total con los programas de responsabilidad de la compañía a nivel global.

El minidocumental está enfocado en sensibilizar a la población sobre la problemática de saneamiento en la región, así como el impacto positivo que ha traído el programa “Baños Cambian Vidas”. En América Latina, esta iniciativa ha beneficiado a comunidades en 9 países; gracias a la asociación de las ONG Plan International en Colombia, Ecuador, Brasil y El Salvador, y Water For People en Bolivia, Perú, Guatemala, Honduras y Nicaragua.  El minidocumental se estrenará el 18 de noviembre a través de la plataforma YouTube Live.

“Ahora más que nunca, el acceso a la educación sobre la higiene, al agua potable y al saneamiento son fundamentales, por eso en Kimberly-Clark queremos afrontar esta problemática, para que la sociedad comprenda el impacto que tiene en las comunidades”, comentó Kenneth Hylton, director de Mercadeo en Kimberly-Clark Latinoamérica. “Desde la compañía, seguiremos acelerando nuestros esfuerzos para ayudar a las comunidades más vulnerables con este tipo de programas, pues sabemos que nuestro negocio está dejando un legado en los países donde operamos, y que también tenemos las herramientas no sólo para visibilizar, sino también para aportar ante esta problemática”, puntualizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here