ONU se prepara para declarar guerra al Estado Islámico

El presidente francés, François Hollande, se reunirá con Barack Obama para tratar la respuesta a la matanza de París.

El Metropolitano Digital

La división de la comunidad internacional acerca de cómo afrontar la lucha contra el Estado Islámico ha llegado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que, justamente ahora está bajo la presidencia de turno de España. El Consejo se prepara para votar, en las próximas horas o días, no una, sino dos resoluciones contradictorias con respecto a la lucha contra el terrorismo. Una, presentada por Rusia, ya lleva tiempo circulando, pero está paralizada porque implica reconocer a la dictadura de Bashar Asad, algo inaceptable para Occidente.

La otra fue presentada el jueves por Francia  y equivale a una declaración de guerra de la ONU al IS, ya que considera que ese grupo «constituye una amenaza sin precedentes a la paz y seguridad mundiales», y reclama adoptar «todas las medidas necesarias, de acuerdo con el Derecho Internacional, y en particular con los Derechos Humanos, con las leyes humanitarias y el Derecho de los refugiados, en el territorio controlado por el IS en Siria, para redoblar y coordinar los esfuerzos para prevenir y suprimir actos terroristas».

Pero, al mismo tiempo, Rusia había resucitado su proyecto, que pide trabajar con los líderes de la región para combatir a los fundamentalistas. Ésa es una propuesta inaceptable para Gran Bretaña, Estados Unidos y Francia, por la sencilla razón de que, al referirse a los «líderes de la región» como socios está legitimando indirectamente a Bashar Asad, el dictador sirio, que goza del respaldo de Moscú como socio de la comunidad internacional. Y Washington, Londres y París exigen, como condición ‘sine qua non’ para cualquier plan de paz en la región, que Asad deje el poder.

Según fuentes diplomáticas consultadas por este periódico, la propuesta francesa tiene muchas posibilidades de ser aprobada, justo al contrario que la rusa. No parece que Moscú vaya a vetar el texto de París porque éste simplemente no menciona a su aliado Asad, ni para bien, ni para mal.

Sin embargo, otra cuestión es el calendario. La representación francesa en Naciones Unidas presentó el documento el jueves, con lo que es difícil que sea aprobado esta semana. El martes próximo, el presidente francés, Francois Hollande, continua su ofensiva diplomática al otro lado del Atlántico con una visita relámpago a Washington, donde se reunirá con Barack Obama para tratar la respuesta a la matanza de París.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here