El Leicester se pega un homenaje

Foto AFP

«Sólo ganamos por 1-0», gritaba el King Power Stadium a cada gol del Leicester. Acostumbrados a sufrir y a sudar cada tanto, los ‘foxes’ se pegaron un homenaje ante el Swansea (4-0). La tensión, las estrecheces… desaparecieron sin Vardy. Con sus 22 dianas sentadas en la grada, el líder se paseó y se queda a cinco puntos del título a tres jornadas del El traje del eléctrico punta se lo enfundó Ulloa.

Después de ponérselo ante el West Ham y el Norwich para ejercer de ‘salvador’, el delantero argentino se hizo fuerte el día que tuvo toda la responsabilidad. Dos goles que cierra una semana fantástica: tres tantos en siete días. Los mismos que acumulaba en toda la temporada.

«Estoy siempre preparado», confesó tras su doblete. Una ‘ciclogénesis explosiva’ en el King Power Stadium. Fue el protagonista inesperado junto a Schlupp, que entró en el once de puntillas y se marchó tras romper a la defensa del Swansea. Directos al estrellato. Cualquier error es penalizado por los ‘zorros’. Presionan, inquietan al rival y lo aprovechan. Williams falló y Mahrez se inventó el primer gol. Recogió el esférico, encaró al capitán galés y se sacó un latigazo. El King Power Stadium estalló en un mar azul de ‘aplaudidores’. 17 goles y 11 asistencias del extremo argelino. Nueve partidos después, marcó en casa. El Leicester se ha puesto por delante en 25 de las 35 jornadas. Ante el Swansea no fue menos. Están en su salsa.

«Sin Vardy tenemos que jugar diferente», había avisado Ranieri minutos antes del duelo. Con Ulloa, los ‘foxes’ buscaron más el balón alto que el largo. El Swansea ayudó a ello. Controló el balón pero erró en los marcajes. En una falta lateral, Drinkwater la puso, Williams se despistó y Ulloa sentenció de cabeza. No había reacción de los ‘swams’. Llevan ya, con la salvación amarrada, varias semanas de vacaciones.

El equipo de Guidolin lo intentó pero se chocó con un muro. Huth, Morgan, Drinkwater y Kanté se cansaron, una vez más, de cortar y despejar. El once del Leicester esperaba al Swansea en su campo y no dejaba ni un resquicio. Así acumulan nueve jornadas sin perder, 14 partidos invictos en casa (sólo han perdido uno, en septiembre ante el Arsenal (2-5)… Una inmensa tranquilidad.El segundo puesto, asegurado

«Tenemos un sueño y queremos hacerlo realidad», confesó Ranieri. El Leicester ya ha asegurado la segunda plaza, su mejor posición en la élite. En 1929 fueron subcampeones. Ya han logrado esa marca acumulando 22 victorias (récord). Cualquier Leicester anterior fue peor. Suman este curso los mismo triunfos en casa (11) que en toda la temporada pasada. En un año, llevan 97 puntos y 78 goles. No hay comparación.En una carrera eterna, Schlupp falló, se recuperó, y cedió a Ulloa el 3-0. Euforia total del delantero argentino que se retiró con un golpe en la espalda. No ha fallado cuando le han necesitado. Schlupp buscó su gol pero Fabianski sacó sus guantes. La goleada la cerró Albrighton tras un jugadón de Gray y una inverosímil carambola. El Swansea dejó huecos y el Leicester empezó a correr. Lo llevan en su ADN.

«Jamie Vardy is having a party», rompió a cantar el King Power Stadium. Sin su héroe y goleador, el Leicester goleó sin piedad. Desde la primera jornada no marcaban cuatro tantos en un partido. Schmeichel dejó un paradón a Sigurdsson. Sólo faltaba su intervención. El último ingrediente de la fiesta del líder. «Barcelona, vamos a por ti», retumbó en las gradas de Filbert Way. Old Trafford les espera. Sólo cinco puntos les separan de la gloria.

Por: MARCA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here