Entrevista | ‘’No demandamos caridad, demandamos oportunidades y reconocimiento a nuestros derechos’’

Amilcar Durán, director ejecutivo de la Fundación Red de Sobrevivientes y Personas con Discapacidad durante una presentación pública. Lo acompaña Mario Díaz, gerente de operaciones de la Fundación | Fotos de cortesía

Por Liset Orellana

El símbolo internacional de accesibilidad da la bienvenida a las oficinas de la Fundación Red de Sobrevivientes y Personas con Discapacidad en El Salvador. En esta fundación se realiza un arduo trabajo de muchos años por garantizar un bienestar integral a las personas con discapacidad; ya sea que hayan adquirido una discapacidad en algún momento de su vida o de nacimiento.

Este año la Fundación se alista para derrotar algunas de las discapacidades que más afecta a este sector civil: la falta de compromiso y el irrespeto a los derechos humanos de las personas con discapacidad.

Una cosa va ligada a la otra. Amilcar Durán, director ejecutivo de la Fundación y Mario Díaz, gerente de operaciones, informaron que la institución realizará en los próximos días varias acciones para exigir que los diputados de la Comisión de Familia, la mujer y la niñez de la Asamblea Legislativa desengaveten el anteproyecto de Ley de Inclusión de la Persona con Discapacidad y se inicie con su estudio.

Para esto realizarán una fuerte campaña y otras acciones con el objetivo de reivindicar los derechos de las personas con discapacidad, igualmente, los puntos de acción se enmarcarán en la conmemoración del Día Internacional de la Persona con Discapacidad que se celebra cada 3 de diciembre.

La Fundación tiene cobertura en 12 departamentos del país y trabaja en los siguientes programas: Salud, Oportunidad económica y Derechos Humanos. Además son pioneros en implementar el método ‘Apoyo entre iguales’ que consiste en que una persona con discapacidad es quien apoya a otra persona con discapacidad.

‘Como fundación estamos enfocados en apoyar a personas con discapacidad desde una perspectiva de derechos humanos. Nacemos allá por el año 2008 como producto de la transformación de una organización internacional y que en ese momento decidió salir del país y ahí aprovechamos para constituirnos el 1 de septiembre del 2008 como Red de Sobrevivientes y Personas con Discapacidad que es la que ahorita tiene nueve años de trabajar con este sector de la sociedad’, expresó el presidente de la Fundación.

¿Cuál es el trabajo que han realizado en éstos nueve años?

Mario Díaz: Tenemos en nuestra base de datos más de 7 mil personas que han sido apoyadas por esta fundación, hemos logrado solventar y contribuir al desarrollo económico y social de la población con discapacidad a través de los programas que la fundación ejecuta: uno de ellos es el programa de Salud que tiene como finalidad lograr la recuperación física y emocional de las personas que adquieren una discapacidad; en el caso de quienes nacieron con discapacidad potenciarlos para su desarrollo.

Segundo con el programa de Oportunidad económica que tiene como orientación contribuir a la independencia económica de las personas con discapacidad a través de la generación de ingresos, lo hacemos a través de un modelo de empleo que permite insertar a las personas con discapacidad en un empleo digno, decente como lo llama la OIT.  También a través del apoyo para que ellos puedan establecer sus propios con el otorgamiento de capital semilla y todo el apoyo que requiera para lograr el éxito y también se incluye los micro crédito con figuras locales de ahorro y crédito mediante el cual ellos resuelven su situación para potenciar su negocio o cubrir sus necesidades.

Y el tercer programa que se vuelve de los más importantes de la fundación se llama Derechos Humanos; y tiene un alto significado porque es la base de todas las acciones que como Fundación llevamos a cabo. En este caso hacemos dos cosas fuertes; la primera es trabajar en el tema de organización comunitaria que tiene que ver con formar asociaciones con personas con discapacidad y la otra tiene que ver con enseñar y potenciar el conocimiento y empoderamiento de los derechos humanos de las personas con discapacidad y es aquí donde estamos trabajando fuertemente con organizaciones vinculadas con derechos humanos para lograr que las personas con discapacidad no solo sea reconocida como una persona más en este país, sino que también se empodere y haga valer sus derechos.

¿Cómo han logrado que las personas con discapacidad se empoderen de sus derechos?

No ha sido fácil, hay muchos paradigmas y estigmas alrededor, pero hemos tratado que estos se vayan borrando, hemos roto barreras y como dice nuestro lema: A mayor barreras más inclusión, creemos que es un sector importante de la sociedad y nuestra lucha diaria es que sea reconocido.

Vamos avanzando y estamos dando pasos importantes y creemos que con el tiempo se tendrá mayor visibilidad del sector

¿Cuáles son las proyecciones de la Fundación?

Amilcar Durán: Hemos venido trabajando -más que todo a partir de este año- muy fuertemente en fortalecer a las asociaciones locales y con ello buscamos crear redes que sean fuertes dentro de las asociaciones de personas con discapacidad locales para que luego se incorporen a una Red Nacional que conjuntamente con la Mesa Permanente de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y la Fundación Redes de Sobrevivientes potencien esta Red Nacional para que sean un referente en el tema. Además de trabajar con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, darle seguimiento a ese compromiso que como Estado se tiene.

A nivel nacional venimos incidiendo desde hace muchos años y desde el 3 de diciembre de 2015 que hemos depositado en la Comisión de Familia, Jóvenes, Adulto Mayor y Personas con Discapacidad de la Asamblea Legislativa para que analicen y aprueben la nueva Ley de Inclusión de Personas con Discapacidad que va en sintonía con la Convención de las Naciones Unidas, pero desde la Asamblea no se le ha dado el tratamiento adecuado y es por ello que quizás uno de los retos que tenemos como Fundación y como organizaciones de la sociedad civil es incidir para que se apruebe.

Desde hace dos años no tenemos una respuesta y ni siquiera ha entrado en tema de análisis de dicha comisión

¿Qué análisis hace de esto?

No hay voluntad política ni un compromiso a estos instrumentos internacionales que desde la misma Asamblea se han comprometido a darle seguimiento como es la Convención. Desde esa perspectiva creemos que no hay interés político.

Este año trabajarán mucho en el tema de Derechos Humanos…

Sí, queremos romper ese círculo vicioso de que la discapacidad genera pobreza pero también la pobreza genera discapacidad. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible van para este quinquenio en reducir la pobreza en los sectores vulnerables y como personas con discapacidad nos hemos ido quedando en rezago; muchas veces se nos ha invisibilizado y que es difícil para las personas con discapacidad salir del círculo de pobreza. Es necesario que a las personas con discapacidad se nos incluya en todos los procesos de la sociedad: trabajo, accesibilidad universal, salud, rehabilitación, deporte y recreación.

Para nosotros es prioritario que se nos incluya dentro de las normativas nacionales e internacionales y con ello se garantizaría tener instrumentos que nos proporcione una verdadera inclusión de la sociedad.

¿Han detectado cuál es el derecho más violentado en las personas con discapacidad?

Realmente creemos que todos los derechos de las personas con discapacidad son violentados diariamente porque tenemos una Ley de Equiparación de Oportunidades que no está a la altura de las personas con discapacidad; tenemos déficit en la inclusión laboral de las personas con discapacidad, en servicios de salud muchas veces no son los apropiados, la educación no es inclusiva en El Salvador y por lo tanto los niveles de escolaridad y de oportunidades para el empleo son muy mínimos, los procesos de rehabilitación están concentrados en San Salvador y las personas que viven fuera de San Salvador muchas veces no pueden hacer uso de este servicio, el tema de la accesibilidad es prioritario y no solo en infraestructura sino también en que los jóvenes o personas sordas no pueden desarrollarse adecuadamente, el lenguaje a señas no está muy arraigado en el país, lo mismo las personas ciegas tienen problemas de comunicación.

Casi todos los derechos fundamentales de las personas con discapacidad no tienen una adecuada aplicación y por ende a diario se dan diferentes atropellos o abusos en el marco legal.

Podemos abarcar temas más prioritarios como el acceso a la justicia porque el sistema no está preparado para las personas con discapacidad y por eso creemos prioritario trabajar fuertemente en el tema de Derechos Humanos y reconocer a la cooperación internacional que ha visto en estos años trabajar ese tema para reducir brecha de discriminación que hay en el sector

¿Cuál es el trabajo que hace la Fundación con el tema sicológico y emocional de las personas con discapacidad?

Mario Díaz: Desde que conocemos a una persona con discapacidad aplicamos una metodología denominada Apoyo entre iguales que consiste que una persona con discapacidad apoya a otra persona con discapacidad. Nuestro personal en su mayoría sufre de una discapacidad y es más fácil avanzar en una recuperación cuando es orientada por otra persona que ya superó una situación de este tipo.

Pero nuestro trabajo apenas inicia ahí, nosotros avanzamos a través de nuestros programas áreas importantes como la orientación donde les decimos a las personas con discapacidad que ellos no han perdido derechos, que son personas sujetas de derecho y les enseñamos a hacerlos valer.

Hacemos visitas, orientaciones, capacitaciones, compartir experiencias con otras personas con discapacidad y hacer enlaces con organizaciones o instituciones que tienen que ver con Derechos Humanos. Es un trabajo permanente que como Fundación estamos obligados a trabajar para que las personas con discapacidad realmente no sean pisoteadas en sus derechos fundamentales.

El periodista de El Metropolitano Digital, Santiago Leiva, participó en un evento de inclusión realizado por la Fundación

Hábleme de las micro regiones

Amilcar Durán: Hemos creado tres; una en La Paz que están cinco organizaciones, tenemos la micro región de La Libertad y la Paracentral donde hay personas con discapacidad de San Salvador y Cuscatlán.

Trabajamos en el proceso de creación, formación y posteriormente son reuniones con asesores específicos como representantes a otro nivel como la Red Nacional y que ellos se vuelvan líderes nacionales e internacionales.

También trabajamos fuertemente en el tema de la visibilización a nivel local y acá vienen acciones puntuales de visibilización como participar en fiestas patronales, hacer actividades culturales o de exigencia dentro de su municipio, la idea es fortalecer la organización y las acciones de incidencia y que las personas con discapacidad sean personas claves en sus municipios y sean incidente para trabajar para las personas con discapacidad.

¿Qué cambios ha observado en el país en cuanto al cumplimiento de derechos humanos de las personas con discapacidad?

Creo que hemos ido en avanzada. Desde el 2007 que El Salvador firmó y ratificó la Convención de los Derechos Humanos pues no da un instrumento en que nos podemos valer, hay avances como que el Conaipd (Consejo Nacional de Atención Integral a la Persona con Discapacidad) lanzó Políticas Públicas para personas con discapacidad, las mismas organizaciones han hecho un papel de incidencia que en cierta manera se ha vuelto como un motor para poder operativizar algunas acciones que ha implementado el Estado o instituciones públicas o privadas.

Hay avances pero no como personas con discapacidad necesitamos. Paralelamente deben crearse políticas pero también tiene que crearse acciones de concientización a la sociedad misma, por ejemplo, acá hay una ley que dice que los espacios públicos son para las personas con discapacidad pero la misma sociedad los usa…paralelo a la creación de políticas públicas también deben existir campañas de concientización hacia la sociedad.

Muchas veces las personas con discapacidad no demandamos caridad, demandamos oportunidades y muchas veces reconocimiento a nuestros derechos; no exigimos más derechos que son los mismos que como ciudadanos tenemos.

¿Cómo visualiza al país es diez años en tema de derechos humanos para personas con discapacidad?

De hecho hay muchas aristas que están trabajando en velar por derechos humanos, uno son los Objetivos de Desarrollo Sostenible, hay un comité experto de las Naciones Unidas que está pendiente de lo que está pasando en El Salvador y la sociedad civil nos estamos empoderando para incidir en enviar informes alternativos y dándole seguimiento a informes del comité.

Hemos sentido acompañamiento de la PDDH, del Conaipd, hay mucho interés de cooperante de trabajar en tema de derechos humanos y acceso a la justicia y creemos que habrá avances sustanciales pero esto es un trabajo de todos. A veces las leyes son bonitas y están bien redactadas pero la implementación es lo que a veces hace falta y es ahí donde todos debemos involucrarnos en ese proceso.

¿Cómo una persona con discapacidad puede acercarse a ustedes?

Mario Díaz: Hay varios métodos, nos pueden llamar a nuestro teléfono 2260-1684, en las redes sociales con nuestra página en Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here