Romeo Majano, Jefe de Cardiología y Director de Laboratorio de Cateterismo Cardíaco en Miami, un salvadoreño sin fronteras

Por Lenny Castro

Romeo Majano, actual Jefe de Cardiología y Director de Laboratorio de Cateterismo Cardíaco en Miami Cardiac & Vascular Institute | Baptist Health South Florida, es un salvadoreño.

“Por sus frutos los conocerás” es sin duda la frase que mejor se adapta a la vida y profesión del connacional Romeo Majano, quien ha puesto el nombre de El Salvador en alto tanto en E.E.U.U y Latinoamérica al destacar en el campo de la cardiología y la investigación de la misma.

Cuando uno habla con él, se da cuenta que sigue siendo una persona sencilla y muy orgullosa de sus raíces. Este salvadoreño de 46 años de edad, es actualmente el Jefe de Cardiología y Director de Laboratorio de Cateterismo Cardíaco en el Miami Cardiac & Vascular Institute | Baptist Health South Florida, logro alcanzado con mucho sacrificio y dedicación .

Celebrating 30 Years of Innovation in Cardiovascular Care.

Su trabajo lo ha convertido en un referente de su área, entre colegas y pacientes, al implementar nuevas técnicas y con mucho éxito para el tratamiento de las enfermedades vasculares sin tener que realizar una cirugía invasiva o tradicional.

Sus servicios son requeridos por personas de distintas nacionalidades, quienes ven en el Dr. Majano y en su equipo de profesionales una esperanza de vida.

¿Cómo llegó a ocupar su cargo actual?

Majano, nació y vivió toda su niñez en El Salvador y cuenta que su amor por la medicina surgió desde muy pequeño y fue esa pasión la que lo llevó en 1995 a salir de su terruño y buscar profesionalizarse.

Con el apoyo de su familia y con sus objetivos claros, su primera parada en ese camino la hizo en la escuela de medicina de la Universidad Autónoma de Centro América en San José, Costa Rica y de ahí completó su residencia en Medicina Interna en la Universidad de Miami, donde también se desempeñó como jefe de residentes durante un año, después de terminar su residencia.

Inmediatamente se entrenó en cardiología clínica y nuclear en la Universidad de Texas -Houston Medical Center- y en cardiología intervencional e invasiva en el St. Luke’s Episcopal Hospital -Baylor College of Medicine- en Houston.

Después regresó a Miami, para comenzar a trabajar en el Miami Cardiac & Vascular Institute | Baptist Health South Florida, donde gracias a su trabajo y trayectoria ha logrado convertirse en el jefe de cardiología, así como en Director Asociado del Laboratorio de Cateterismo del Centro de Cardiología South Miami Hospital Baptist Health.

Pero más allá de su faceta de médico esta también la de su vida personal, ya que es durante el proceso de profesionalización cuando conoce a la mujer que robó su corazón y que ahora es su esposa María Elena Larrea de Majano, madre de sus dos hijos Nicolás y Ana Sofía de 11 y 9 años respectivamente, quienes asegura han sido para él pilar fundamental y motor constante de superación.

Al preguntar si alguno tiene inclinaciones por la medicina como su padre, ríe orgulloso y dice que no, pero es por ellos que constantemente trata de lograr un balance entre el médico y el hombre de familia, dice que como padre quiere verlos crecer y ser parte de su vida.

De ahí que aunque su día comienza a las 5:00 de la mañana, entre consultas, intervenciones y tareas administrativas; procura en la medida de lo posible que no se alargue más allá de lo razonable para compartir con ellos.

Las raíces

Cuando el médico habla de su país, se llena de orgullo y resalta mucho el trabajo de sus compatriotas en distintas áreas, de sus aportes y del ahínco con que realizan cualquier tarea que se proponen, antes de contarme cualquier detalle de su vida, aclaró que no es el único connacional ahí afuera demostrando la calidad de la mano salvadoreña.

Habló de sus raíces y de lo duro que es estudiar y trabajar fuera, durante sus años de formación pudo comprobar que los extranjeros además de mostrar más entusiasmo, también tenían que trabajar más fuerte que los locales o nativos. En su caso habían ocasiones en que tenían que hacer turnos hasta de 72 horas.

A lo anterior se le sumaba la añoranza constante de querer ver a su familia en El Salvador. Aunque actualmente él vuelve frecuentemente al país para convivir con ellos e impartir ponencias donde comparte sus conocimientos, siempre es duro.

Investigación y reconocimiento

La búsqueda de nuevos conocimientos y aportes a la rama de la cardiología para él son una constante, es por ello que sus intereses están puestos en investigar y desarrollar nuevas técnicas de angioplastia coronaria. En este momento ya cuenta con 3 patentes que están en desarrollo en Alemania.

En sus propias palabras lo que busca es “simplificarla”.

Historias como la de este connacional son las que nos llenan de orgullo y muestran que en El Salvador hay mucho potencial, donde la perseverancia y la disciplina son un binomio clave para alcanzar el éxito.

Este 2018, trae un reconocimiento muy importante para el médico, ya que el Baptist Health South Florida lo ha nombrado “hombre del año” por su excelente desempeño y trayectoria.

Datos adicionales

¿Qué es la Angioplastia?

Otros nombres: Angioplastia de arteria coronaria, Angioplastia coronaria, Dilatación de las arterias del corazón

La angioplastia coronaria es un procedimiento terapéutico indicado para tratar las obstrucciones coronarias en el que a través de un catéter se hace llegar un pequeño balón inflable a la sección de la arteria obstruida. Este balón, al ser inflado, comprime la obstrucción contra las paredes de la arteria abriendo paso a la sangre que circula por ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here