1,700 privados de libertad trabajan en 30 proyectos comunitarios

Foto de cortesía

El Centro de Detención Menor La Esperanza alberga a 1,700  privados de libertad quienes apoyan 30 proyectos de servicio a la comunidad como parte de su proceso de rehabilitación y reinserción social, en el marco de implementación del Modelo de Gestión Penitenciaria Yo Cambio.

El programa permite que los internos trabajen en actividades que beneficien a entidades como: alcaldías, escuelas, instituciones y población salvadoreña en general, a través de acciones concretas.

La población penitenciaria participa activamente en la reparación de hospitales, escuelas, en tareas de reforestación, fumigación, mitigación de riesgos, limpieza y ornado de espacios públicos, centros recreativos, playas y en mejoras de estadios como el Oscar Quiteño de Santa Ana y el Jorge Mágico González; reparación de calles, apoyo a alcaldías como Soyapango, San Julián, Sonzacate, Zacatecoluca, Ayutuxtepeque, Mejicanos; recientemente en  Nejapa y Cuscatancingo, y próximamente en Salcoatitán, Sonsonate.

En este sentido, ños habitantes de las comunidades beneficiadas han expresado su agradecimiento a los trabajadores del Modelo Yo Cambio, por resolver las necesidades inmediatas de sus familias.

Los privados de libertad están comprometidos con los diferentes trabajos que desarrollan en “Apoyo a las comunidades”, con este esfuerzo se está dando un paso más al fortalecimiento de la Reforma Penitenciaria.

La institución trabaja por implementar programas que ayuden a la rehabilitación y reinserción social de los reos, para crear hábitos de trabajo y prepararlos en su reencuentro con la sociedad, bajo el principio de cero ocio carcelario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here