Mónica Muel Díaz | Cuando ser extrovertida es un estilo de aprendizaje

Mónica Muel Díaz

Lenny Castro

La bloguera y periodista Mónica Muel Diaz, es una salvadoreña carismática y extrovertida que derrocha buenas vibras.

A sus 38 primaveras, como ella me lo dijo, se ha reinventado y esta viviendo una (si no la mejor) etapa de su vida como mujer en Francia, junto a los grandes amores de su vida y explotando las redes sociales para dar impulso a su negocio de hierbas aromáticas y manualidades.

Esta emprendedora, es la fundadora de la revista digital www.revistaproyectate.com producto periodístico que nació en el país en 2008 y el cual maneja actualmente desde el otro lado del mundo con la ayuda de un equipo que trabajan en El Salvador para atender a los clientes locales.

La revista, es además la plataforma que la mantiene unida con el ámbito periodístico salvadoreño y una vía de expresión que le ha servido para impulsar cada proyecto de negocio que se le ocurre y sobrevivir al olvido de colegas, clientes y amigos al que muchas veces nos condena la distancia.

Reinvención

Entre algunos de los emprendimientos que Mónica esta desarrollando hoy por hoy, se encuentran: “La Vie au Crochet by Mónica en Español”, donde está explotando la técnica clásica del tejido en crochet y con sus creaciones está llegando al mercado estadounidense, de Canadá y de Europa.

De ahí es que ella se refiera a esta nueva etapa como reinvención, ha tomado un conocimiento casi olvidado y lo está transformando en un negocio apoyándose en la tecnología para explorar nuevos mercados.

En definitiva, a esta joven profesional se le aplica aquel dicho: “Si del cielo te caen limones aprende a hacer limonada”, y Mónica se ha hecho toda una bebida explosiva llena de colores y sabores con ellos.

Prueba de ello también es su negocio de hierbas de la provincia – o Provenza – como ella las llama y que cada vez que ha tenido la oportunidad de regresar a El Salvador, no ha parado de hacer relaciones públicas y visitar medios para hablar de su experiencia como emprendedora y mujer al otro lado del mar.

Quienes la conocen saben que ella es una vorágine a la hora de alcanzar sus objetivos, su personalidad desinhibida y llena de optimismo que derrocha creativa le han servido para mantenerse vigente y generar un medio de trabajo aplicando sus conocimientos en ventas, comunicaciones y artes manuales.

 

La distancia

Pero ¿Qué la impulsó a salir del país?

“Partimos de El Salvador el 28 de noviembre de 2011, fue un día duro para mí, pero fue una decisión familiar.

Había muchos motivos, uno de ellos es que mi esposo es francés y queríamos que nuestra hija aprendiera el idioma y absorbiera la cultura de allá de manera natural, también para que mi esposo se desarrollara profesionalmente, ya que su especialidad de trabajo no existe en nuestros países”. Recordó

¿Ha sido duro cómo salvadoreño trabajar en el extranjero?

“Aun no consigo trabajo”. Y esto según ella no es por falta de esfuerzo y dedicación, pero aclara que también se debe a una lucha interna con ella misma por no ceder terreno.

“… fui a dejar mi CV, lo mande a varias empresas y aquí no valen mis estudios, la experiencia sí, pero se debe comenzar de cero (cosa que no quiero hacer porque no tengo 18 años) para perder tiempo en pagar un derecho de piso que ya pagué en mi país. Entonces cual fue la solución reinventarme y lanzar un proyecto emprendedor…” aclaró para referirse a La Vie au Crochet y sus otros proyectos de la revista y la venta de hierbas aromáticas por internet.

¿Cuáles han sido los mayores retos a vencer como salvadoreña en otro país?

“La barrera del idioma en un primer momento, luego el cambio de ciudad, ya nos mudamos en 3 ocasiones y es comenzar de cero la adaptación cada vez. Actualmente estamos en el sur, en una linda ciudad donde se cultiva la lavanda que se llama Valensole” contó. De ahí también surgió La Vie Productos Franceses, otra idea para comercializar productos de la zona para El Salvador por pedidos.

Según ella cada uno de estos negocios son un reto enorme que la llenan de satisfacción, el hecho de armar un negocio desde cero, además de tener en contra las diferencias culturales y lingüísticas, no es nada sencillo.

Desde muy joven le tocó labrarse sola su propio camino, nos relató que desde que estudiaba comunicaciones en la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC) se enamoró de las ventas, para ella el hecho de alcanzar metas era como vivir en constante adrenalina y era tan grande su deseo de salir adelante que tenía 3 trabajos simultáneamente.

Por lo que la faceta multitareas no es nueva para ella.

Otro reto y quizás el que más pesa, es estar lejos de sus amistades “… mis bellas amigas de la infancia y me sobran los dedos de las manos para contar las verdaderas… porque la gente cuando ya no estás se deja llevar naturalmente por la gente que ve, los que ya no estamos pasamos a ser un buen recuerdo y contacto en redes sociales y nada más”, reflexionó.

¿Cómo es un día para Mónica en Francia?

“Mi hija es mi motor y prioridad, dejarla en la escuela es mi primera carrera de cada mañana, si tengo pedidos trabajo en ellos junto con mis rutinas deportivas (correr), por la tarde – con las 8 horas de diferencia con El Salvador- estoy ya lista para dar seguimiento a los correos de trabajo en las áreas de comunicación, coordinación y todo lo que se necesita para que la Revista Proyéctate se mantenga vigente como hasta ahora lo hemos logrado con el equipo que está en El Salvador”.

¿Cuál es la vivencia fuera del país que más te ha marcado?

“Mi boda en Francia, fue algo fuera de mis sueños, de aquellas cosas que ni están en tus ilusiones de vida pero que se dan. Toda la familia de mi esposo estuvo presente, mis suegros fueron nuestros testigos y me sentí de verdad querida, amada y parte de una familia respetable; aunque nadie de mi familia pudo estar presente me acompañaron vía Skype y fue un momento único. Ni planeado hubiera pensando que sería tan perfecto”.

¿Qué aspecto puedes catalogar cómo el más satisfactorio de tu profesión?

“Soy comunicadora desde toda la vida, inicié en radio UPA a mis cortos 10 años, también fui presentadora de noticias en Grupo Mega Visión por algunos años, pero al final del día yo digo que todo esto fue un camino para llegar hasta donde Dios me ha traído… ahora desde Francia estoy conectando con mi país a través de videos que produzco desde casa, usando el ingenio de la locutora, la presentadora, emprendedora y amante de las ventas y marketing, todo con la herramienta más simple y al alcance de todos, el internet”.

Lo anterior sin duda la llena de agrado, lo cual se complementa con sus proyectos personales

“… desde mi canal en YouTube estoy vigente y feliz de poder hacerlo, así como decir a todas las mujeres que no importa su nacionalidad o dónde estén se puede trabajar en la distancia, que se la crean y que muestren al mundo que, si se puede, el ¡NO! sáquenlo de sus mentes, en mi mundo no existe. Para hacer las cosas y que los proyectos funcionen la herramienta clave es una sola: creer en ti”. Apuntó.

¿Qué es lo que más extrañas de El Salvador?

“A mi hermana Wendy y mi mami, ellas son mis pilares”.

¿Qué nuevos retos hay para vos en un futuro?

“Esta pregunta es un gol… quiero celebrar una década de Revista Proyéctate, hacer crecer mi proyecto en Francia y el canal en YouTube forma parte importante para crear esta conexión con la gente, lo cual me encanta. En el área familia (y no menos importante) seguir construyendo con el más puro amor mi hogar, un regalo divino por el que he dejado todo; arriesgado todo y por el que estar en la tierra tiene un verdadero sentido”.

¿Piensas volver algún día?

“No, no está en nuestros planes regresar, eso solo el tiempo lo dirá”.

¿Cómo te ves en 10 años?

“Siempre optimista, llena de sonrisas, disfrutando mi hogar y dando conferencias de motivación a mujeres; ese si es un sueño grande que tengo.

Soy una mujer positiva y llena de optimismo en la vida, rompí las barreras de mi mente, y soy feliz aquí donde Dios me tiene”. Puntualizó.

Los que conocen a Mónica Muel Diaz, tienen que reconocer que para ella los reveses de la vida han sido trampolines para alcanzar nuevas oportunidades. Su actitud y personalidad han sido siempre la clave para salir con la frente en alto de cualquier situación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here