Los destrozos en París por las protestas contra Macron y el alza de los combustibles

Agencias

El presidente francés Emmanuel Macron se encontró con una escena caótica al volver de la cumbre del G20 en Argentina este domingo.

El mandatario recibió algunos aplausos, pero también fue abucheado mientras pasaba por restos de autos quemados y ventanas de comercios destrozadas en la avenida Kléber, en París.

En el Arco de Triunfo, Macron vio cómo se pintaron grafitis en su contra y los daños registrados en las oficinas del monumento, las cuales fueron saqueadas el día anterior.

Los destrozos se produjeron en la más reciente jornada de protestas en París y otras ciudades de Francia en contra del alza en el precio de los combustibles implementada por el gobierno de Macron.

“Nunca aceptaré la violencia”, dijo Macron en una conferencia de prensa en Buenos Aires el sábado, a donde asistió a la cumbre del G20.

Manifestasntes voltean un auto

“Ninguna causa justifica que las autoridades sean atacadas, que las empresas sean saqueadas, que los transeúntes o los periodistas estén amenazados o que el Arco de Triunfo sea manchado”, dijo.

Miles de manifestantes, liderados por el movimiento de los llamados “gilets jaunes” (chalecos amarillos), salieron a las calles para exigir que el gobierno dé marcha atrás al aumento en el impuesto del diésel, el combustible más usado en Francia.

El presidente y sus ministros tuvieron una reunión urgente sobre seguridad para decidir qué acción tomar en respuesta a la violencia que tiene conmocionado a buena parte del país.

Desde que comenzaron las manifestaciones hace dos semanas, tres personas han muerto en incidentes de violencia en todo el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here