Angelina Jolie borra su último rastro de Brad Pitt

El País

El cambio de nombre es uno de los últimos pasos en la disolución del matrimonio de actores, que anunció su separación en septiembre de 2016, tras casi una década de noviazgo y dos años de matrimonio.

La pareja lleva más de dos años y medio tratando de llegar a un acuerdo de divorcio que se complica y alarga por dos cuestiones: la división de sus bienes y la custodia de sus seis hijos en común.

Finalmente, la pareja logró llegar a un inicio de acuerdo de custodia el pasado mes de diciembre.

Un arreglo privado del que no trascendieron detalles por el que se eliminaría la necesidad de un juicio. Sin embargo, ahí no acaba todo, porque a la expareja aún les queda repartirse nada menos que 450 millones de euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here