Zidane, en su peor derrota europea: “Nos faltó todo”

El Mundo.es

La Champions, donde este Madrid (con Cristiano) fue leyenda, le dio ayer un feo mordisco en la primera función del curso. Una goleada que complica la liguilla y pone casi imposible el objetivo de entrar como líder en el sorteo de octavos. Cosas de este torneo, capaz de leerte ya en el debut tu futuro de febrero. Eso, siendo optimista con el futuro de los blancos ante los otros dos rivales del grupo, el Galatasaray y el Brujas.

Ante semejante competencia, no lograr la segunda posición sería un disparate. Tiene tiempo para enderezar el camino en Europa el cuadro de Zidane, mientras sus exigencias en la Liga son más urgentes. El domingo le toca viajar al campo del líder, el siempre áspero Pizjuán, y el siguiente fin de semana espera el Wanda. Un 3-0 como el de anoche no es la mejor forma de encarar sendas visitas. Si no espabila, el Real Madrid puede entrar en octubre con cornadas peligrosas, sobre todo para su técnico.

«Nos han superado en todo, en la delantera, en la media… pero sobre todo en intensidad, y eso me molesta mucho. Ha sido complicado», decía Zidane en la rueda de prensa, quizá en el resumen más crítico que se le ha escuchado en sus años en el banquillo. También es su peor derrota como entrenador en la Champions. No es el mejor sitio, el ring europeo, para llegar con tos y dudas.

Cualquiera te hace un traje (el CSKA el año pasado en el Bernabéu, 1-4, por ejemplo), mucho más en París, ante un PSG que no necesitó de su delantera estelar para golear a los blancos. El técnico madridista no ocultaba su pesar. «Me preocupa ver a mi equipo sin la intensidad necesaria a estas alturas de la competición, sabiendo quién es el adversario. Sabíamos que meterían presión, pero no hemos entrado casi nunca en el partido. Y sin apenas crear ocasiones».

Sin tiros a puerta

Fue precisamente él quien recordó un dato estremecedor para el Madrid: no disparó (legalmente) a puerta en todo el encuentro. Los dos tiros que hizo, gol ambos, acabaron anulados por el VAR. «No crear ocasiones es raro, con los jugadores ofensivos que tenemos…», reconocía un técnico obligado, sin tiempo casi, a activar a su equipo para evitar derrapar en tan tempranas fechas.

«Si metes la pierna, puedes ganar los duelos y estar en el partido», analizaba el francés, atrevido en su dibujo inicial. Sin Luka Modric, la apuesta de James en la medular no le funcionó. Lo cierto es que tampoco tenía muchas más opciones para dar compañía a Kroos y Casemiro; o el colombiano o Lucas Vázquez. «No hay excusas. Pero estamos a tiempo de mejorar», comentó el mediocentro brasileño.

Enfrente, el técnico local trataba de modular la lógica euforia. Queda mucho. «Si alguien me pregunta que si vamos a ganar la Champions, me levanto y me voy», dijo Tuchel con media sonrisa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here