Con este plan el Gobierno intentará que COVID19 no avance en el contagio comunitario

Sanitizar los espacios públicos es una de las medidas aplicadas para evitar el contagio de coronavirus

El gobierno de El Salvador anunció en la noche del lunes que pondrá en marcha un plan para evitar que el coronavirus llegue a su fase III: contagio comunitario.

Nayib Bukele, presidente de la República, dijo en cadena nacional que se tiene una estrategia que se implementará ahora mismo -en la fase II- para prevenir que el virus se expanda por todo el país, como ha sucedido en España, Italia, Estados Unidos, China y en otras regiones.

La primera fase del coronavirus es la preparación; momento en que los gobiernos se alistan para enfrentar la pandemia, la fase II es de contención; tiempo en que las autoridades sanitarias buscan los casos positivos e insisten en el distanciamiento social. El Salvador se encuentra actualmente en esta etapa.

La tercera fase llega con el contagio comunitario; es decir, de una u otra forma el distanciamiento social y las cuarentenas domiciliares han fallado y se produce un contagio masivo que ya no es producto de casos importados. En esta etapa una persona con COVID19 que no acate las medidas sanitarias contagia a otras, éstas otras personas contagian a otra y así sucesivamente.

La fase cuatro es una transmisión sostenida del virus, generalmente en esta etapa los centros de salud no dan abasto para atender los miles de casos de personas contagiadas por el virus y se refleja en un colapso del sistema que no da para más.

Entonces, el plan del gobierno es no llegar a la Fase III y hacer acciones concretas en la Fase II para evitar el contagio comunitario. Para esto, Bukele informó que se buscarán todas las conexiones epidemiológicas que hayan tenido los salvadoreños que ingresaron al país por puntos ciegos o que en el aeropuerto hayan ingresado con su DUI para evitar a cuarentena.

Las personas que sean identificadas como nexos epidemiológicos serán llevados por cinco días a un cuarto de cuido, que son habitaciones en hoteles donde se les hará la prueba para detectar si son portadores del virus.

Si la prueba es negativa, las personas regresarán a sus casas a cumplir con la cuarentena domiciliar, pero si la prueba es positiva, serán trasladados a un centro hospitalario donde recibirán atención médica sin importar lo grave de su condición.

Con esta medida el gobierno cree que puede frenar la FASE III y evitar un contagio masivo de coronavirus. Bukele instó también a las familias a no salir de sus casas y advirtió que las autoridades serán más severas con aquellos que incumplan la cuarentena.

Hasta hoy, El Salvador reporta un total de 78 casos confirmados de coronavirus; de los cuales 72 son importados y 6 locales.

Ya se reportan cuatro personas fallecidas por COVID19 y 5 recuperadas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here