Escándalo de dopaje: descubren que 18 levantadores de pesas contrataban actores para realizar los exámenes de orina

La Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) ha profundizado en la cultura del dopaje y del encubrimiento que ha imperado durante años en el mundo de la halterofilia gracias a la ayuda de confidentes, cuyas revelaciones, una vez comprobadas, han permitido descubrir prácticas como el uso de dobles para pasar los controles de orina, sobornos, aviso previo de pruebas o implicación de entrenadores y dirigentes.

Como resultado, 18 levantadores de pesas de seis países han sido identificados mediante pruebas de ADN como sospechosos de cambiar su orina por la de otras personas. Estos casos se trasladarán a la Agencia Internacional de Control (ITA), autoridad independiente que se encarga ahora de la gestión antidopaje y a la que está suscrita la Federación Internacional de Halterofilia (IWF).

“Es como entrar en una prisión y encontrar gente inocente. Hay excepciones, pero en nuestro deporte la excepción es una entre un millón”, dijo a la WADA un confidente sobre el alcance generalizado del dopaje en esta disciplina.

Entre las prácticas descubiertas por la WADA en cuatro investigaciones que comenzó su departamento de Inteligencia en 2017 figuran: uso de dispositivos urinarios sintéticos para intercambiar la orina sucia por orina limpia, uso de atletas “limpios” como dobles para proporcionar muestras en lugar de los atletas dopados, uso de hormonas de crecimiento indetectables, uso de transfusiones para limpiar la sangre antes de competir, programas de dopaje proporcionados por parte de entrenadores, sobornos de funcionarios para proteger a los atletas, aviso previo a los deportistas que iban a ser controlados e, incluso, “un entrenador que dopó a deportistas de diferentes naciones actuando como consultor en materia de dopaje”.(Shutterstock)(Shutterstock)

Además, los confidentes coincidieron en “el miedo a hablar y a las consecuencias” que tendría para sus carreras levantar la voz contra el sistema. Los deportistas limpios tienen la sensación de estar “abandonados”.

Según los detalles revelados este jueves por la WADA, las investigaciones demuestran que el dopaje en la halterofilia “se extiende más allá de los deportistas y cuenta con el apoyo o la complicidad de personal de apoyo, entrenadores y oficiales”. “Dicho esto”, subraya el organismo, “es importante recordar que existen levantadores de pesas, entrenadores y oficiales limpios. Estos individuos y sus organizaciones desean competir en un terreno de juego justo”.

Para darles confianza en la denuncia de la trampa, son imprescindibles “reformas” que acaben con “la cultura omnipresente del silencio”. La WADA estudió en dos de las investigaciones los casos concretos de Rusia y de Rumanía, pero las otras se extienden a diversos países.

Estas revelaciones llegan dos semanas después de que el COI diera un toque de atención a la IWF por la lentitud de sus reformas en materia de gobernabilidad y de política antidopaje y en la semana siguiente a que diversas maniobras internas llevaran al organismo a tener tres presidentes distintos en el curso de cuatro días.

El pasado mes de mayo dimitió como presidente el húngaro Tamás Aján, hombre fuerte de la Federación durante 40 años y que la convirtió en “un nido de corrupción al más alto nivel”, según un informe posterior del abogado canadiense Richard McLaren, el mismo que investigó para la WADA la trama rusa de dopaje.Tamas Ajan ex presidente de la Federación Internacional de Halterofilia durante 40 años (EPA)
Tamas Ajan ex presidente de la Federación Internacional de Halterofilia durante 40 años (EPA)

El COI ha advertido de que están en peligro “el papel y las cuotas para la halterofilia en los Juegos de París 2024”. En Tokio 2020 ya hay casi una veintena de países con su participación limitada por reiterados casos de dopaje.

La WADA , que no tiene poder legal para actuar ante las infracciones descubiertas, ha conminado a las nuevas autoridades de la IWF, que deben aprobar una reforma estatutaria y elegir presidente, a tomar medidas para acabar con “este arraigado mal”.

El testimonio de otro confidente resume el panorama de la halterofilia en los años recientes: “Vi desde temprana edad cómo los jóvenes usaban esteroides. Hoy, aquellos antiguos usuarios son los mismos que hablan de una nueva era de limpieza en la halterofilia. No quería empezar a entrenar porque sabía que algún día me encontraría con este dilema: perder o consumir esteroides para ganar”.

El presidente de la WADA, el polaco Witold Bańka, ha dicho que la Agencia está “consternada” ante los descubrimientos de su Departamento de Inteligencia. “Durante demasiado tiempo, los levantadores de pesas limpios han tenido que lidiar con una cultura de dopaje arraigada en su deporte, en la que el miedo garantizaba que la verdad permaneciera oculta y que los que deseaban hacer lo correcto quedaran aislados”, lamentó.

“Una vez más, esto ha demostrado la importancia de los denunciantes y la diferencia positiva que se puede lograr cuando las personas con información tienen el valor de presentarse. La información de fuentes confidenciales bien situadas, junto con el trabajo diligente de la AMA, está dando resultados significativos en una gran cantidad de investigaciones”, añadió. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here