El Barca sufre ante el Rayo, para remontar en los últimos minutos

Agencias

El Estado de Vallecas vivió una montaña rusa de sensaciones en la noche del sábado en el partido entre Rayo y Barcelona que terminó con victoria azulgrana en el último suspiro, dando la vuelta al 2-1 que llegó a tener en su haber el Rayo. Los de Míchel lo hicieron todo bien pero no fue suficiente.

Por momentos mereció ganar el equipo madrileño que, si bien mantuvo un orden defensivo férreo, fue a atacar en todo instante. Comenzaba marcando el Barça a los 11 de partido por mediación del delantero uruguayo.

Un pase en largo magistral de Rakitic encontraba a Jordi Alba en la banda izquierda. El lateral, que está a un extraordinario nivel, apuró hasta la línea de fondo para servirle la bola a Suárez en pase de la muerte para que el ‘9’ inaugurara el marcador.

El Rayo, bien armado atrás y cerrado, pero sin exceso, apenas tuvo que contener a un Barça que se entretetuvo demasiado moviendo el balón en la medular, dejando abandonado el juego vertical.

Con esa premisa fue creciendo la confianza de los locales que comenzaron a poner en apuros al Barça, obligando a Ter Stegen a ponerse el traje de salvador de su equipo. Fue aumentando la peligrosidad a medida que los de Míchel gozaban de ocasiones y así llegó el tanto del empate. Un tiro desde la frontal de Pozo en el que el alemán no pudo hacer nada.

Al descanso, con empate, Vallecas sonreía y aplaudía el esfuerzo de los suyos, que trataron de tú a tú a un líder algo mermado, con un Coutinho desaparecido, que no encontraba la manera de revertir la situación. Apenas habían transcurrido diez minutos de la segunda parte cuando el Rayo hacía el segundo.

Un cabezazo de Raúl de Tomás que se estrelló en el palo y que envío a la red Alvarito García, casi a puerta vacía con Ter Stegen vencido. No se encerró atrás con el resultado favorable el equipo local, que continuó visitando el área azulgrana con una ocasión detrás de otra.

Dominó la segunda parte el equipo rayista y, aunque Valverde trató de darle más verticalidad al equipo con las entradas de Vidal y Munir en sustitución de Coutinho y Arthur, no logró hasta el final doblegar a un Rayo que se estaba gustando sobre el terreno de juego. En los últimos diez minutos de encuentro el Barça apretó ligeramente y obligó al Rayo a ser más conservador para tratar de mantener la ventaja en el marcador, algo que no logró. No aprovechó el equipo local sus ocasiones para ampliar la ventaja y, en apenas cinco minutos, el Barça le dio la vuelta al marcador.

Despertó del letargo el conjunto de Valverde y, primero con un tiro raso cruzado de Dembélé, y con un cabezazo de Suárez después, le dio la vuelta al marcador, arregló la situación y se lleva los tres puntos de vuelta para Barcelona. Líder en solitario con 24 puntos el Barça que supo sacar la garra cuando más se necesitaba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here