Incorporan como beneficiarios de Ley de Fideicomiso a artistas nacionales y a afectados por incendio en Santa Ana

Con 59 votos a favor, el Pleno Legislativo aprobó el dictamen de la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto que contiene la propuesta de reformas a la Ley de Creación Fideicomiso para la Recuperación Económica de las Empresas Salvadoreñas (FIREMPRESA), la cual permite incorporar entre los beneficiarios a artistas, centros de educación privados, transporte turístico y taxis, así como los comerciantes del Mercado Central de Santa Ana, afectados por el incendio del pasado 10 de marzo.

Previamente, la Comisión de Hacienda recibió a la ministra de Economía, María Luisa Hayem, y al presidente de BANDESAL, Juan Pablo Durán, quienes expusieron las razones para impulsar las reformas, el detalle de lo que se buscaba con estas y lo que se ha ejecutado a la fecha de los $600 millones con los que fue creado el Fideicomiso.

El dictamen aprobado establece que “es necesario realizar ajustes para que se fomente un mejor aprovechamiento del fideicomiso”, por lo que -con las enmiendas- se crean “mejoras en la determinación de los montos máximos a que pueden optar los empresarios, así como los nuevos destinos y la flexibilidad de algunos requisitos que les permitan acceder a los sectores beneficiarios”.

En ese sentido, se destinará 17.9 millones de dólares “para fomentar las actividades relacionadas al arte, la cultura, artistas y creadores de obras y espectáculos públicos, empresarios productores y comercializadores de artesanías, así como para pescadores y cooperativas de pescadores artesanales, debidamente registradas en el Sistema de Registro Nacional de Pesca y Acuicultura”.

Asimismo, se crea un programa especial no reembolsable por 10 millones de dólares “para el otorgamiento de capital semilla para taxistas, propietarios de transporte escolar y turístico, así como para personas con discapacidades que desarrollen una actividad productiva”; 47 millones más para el Programa de Financiamiento Productivo para empresarios y pequeños comerciantes del sector informal. Además, un Programa Especial de Subsidio por un monto de tres millones de dólares “para beneficiar a los vendedores formales e informales afectados, producto del siniestro acaecido en el mes de marzo del corriente año, en el Mercado Central de Santa Ana”.

De igual forma, se incluyen 30 millones de dólares “para apoyar a los centros escolares y/o de enseñanza privados, así como las universidades que demuestren afectación por la crisis generada por la pandemia”. Las reformas también incluyen una flexibilización en los requisitos a cumplir por parte de los solicitantes del apoyo, entre ellas se establece que “no será necesario disponer de la solvencia fiscal; sin embargo, se deberá incluir en el requerimiento crediticio el monto necesario para recuperar la solvencia fiscal de las empresas o empresarios a financiar”.

El diputado Guadalupe Vásquez (GANA), presidente de la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto, mostró su beneplácito por la aprobación del decreto porque “con estas reformas, estamos incluyendo a otros sectores que quedaron excluidos del Fideicomiso como artistas, microbuses del sector escolar y comerciantes informales, el objetivo es beneficiar a más salvadoreños golpeados por la pandemia del Covid-19”.

Por su parte, el diputado Josué Godoy (ARENA) dijo que “la aprobación de este dictamen era esperada por muchos sectores. Hemos hecho el trabajo para que tres millones vayan a los comerciantes que perdieron todo en el mercado de Santa Ana, así como el subsidio al arte, la cultura, entre otros sectores afectados en la pandemia”.

En similares términos, se expresó la diputada Anabel Belloso (FMLN), quien manifestó que, con el apoyo a la iniciativa, “reiteramos el compromiso para todos los sectores que han sido incluidos con estas reformas en el apoyo económico del  Fideicomiso para permitir que sus negocios resurjan y se reactive la economía”.

El diputado Francisco Merino (PCN) afirmó que, con la aprobación, “estamos dando la oportunidad de resurgir a muchos sectores, a través del programa de subsidios, especialmente a los comerciantes del Mercado Central de Santa Ana. Somos solidarios con ese importante sector informal de la economía”.

Además, el diputado Reinaldo Carballo (PDC) reconoció la labor de BANDESAL y recordó que ahora es una institución que “puede prestar al micro, pequeño, mediano y gran empresa, tiene la oportunidad de hacer función social. Tenemos un banco con sentido humano, un banco del pueblo, un banco, diría yo, de la esperanza. Gracias a los diputados por esta reforma”.

En otro tema, se aprobó la exoneración del pago de impuestos que pueda causar la introducción al país de un vehículo que será rifado a beneficio de la Fundación Centro de Formación para la Fe, con el objetivo que pueda continuar con sus programas que permiten el fomento de valores éticos y morales para una mejor sociedad, por medio del Programa de Evangelizadores de Tiempo Completo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here