GOES adjudica a consorcio alemán-salvadoreño el diseño de construcción de planta de generación eléctrica en el río Acelhuate

El gobierno anunció este jueves que el proyecto de construcción de una planta de generación eléctrica con biogás en el río Acelhuate, entre los municipios de Ciudad Delgado y Cuscatancingo, en San Salvador, fue adjudicada a un consorcio alemán-salvadoreño.

Dicha planta se encargará de dar tratamiento al 70 % de la contaminación de las aguas residuales del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS), que son vertidas en el río Acelhuate. 

La ejecución de este proyecto continúa avanzando, tras convocar la licitación internacional y luego de recibir tres propuestas de empresas provenientes de Japón, Alemania y El Salvador, el Gobierno salvadoreño ya adjudicó el diseño de la planta, lo que permitirá que este proyecto avance a la siguiente fase. 

El presidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), Daniel Álvarez, dio a conocer que el consorcio alemán-salvadoreño Fichtner/EC será el encargado de diseñar la obra. Este asocio está compuesto por la empresa alemana FichtnerWater and Transportation y la compañía nacional Estructuristas Consultores (EC), que tiene más de 25 años de experiencia.

“Este consorcio cumplió todos los criterios técnicos que pedimos en la licitación, por lo que fue elegida de forma transparente y no como en gobiernos anteriores, que eran compadre hablado”, declaró Álvarez.

El funcionario resaltó que el consorcio elegido cuenta con todas las credenciales para ejecutar el contrato. La consultoría para el diseño iniciará en mayo próximo y se desarrollará en dos fases, que consisten en el diseño propiamente dicho y la elaboración de los documentos para la licitación de la construcción.

La inversión para la elaboración del diseño asciende a $1.2 millones, el plazo para la ejecución es de nueve meses y se han dado cinco meses adicionales para el acompañamiento durante el proceso de la licitación de la construcción de la planta, indicó el titular de CEL.

Álvarez resaltó que la empresa alemana que conforma el consorcio que estará a cargo del diseño de la planta tiene vasta experiencia en proyectos de infraestructura y sus principales áreas de trabajo están enfocadas en aguas residuales y la creación de proyectos energéticos, especialmente de biogás en Alemania, Afganistán, Arabia Saudí, Tayikistán, Perú y Nicaragua.

Con esta planta se evitará la descarga de más de 43 millones de metros cúbicos de aguas residuales sin tratamiento en el Acelhuate. En total se invertirán $32 millones en la ejecución de la obra, cuyos recursos provendrán del presupuesto de CEL.

De forma simultánea, CEL también está sosteniendo encuentros con habitantes y representantes de las comunidades ubicadas en los municipios donde se construirá la planta.

“Queremos estar cerca de la gente que será beneficiada a nivel social, económico y ambiental, para no cometer los errores que cometieron los gobiernos del Fmln y Arena, en el proyecto El Chaparral, donde hicieron promesas que no cumplieron”, manifestó.

El presidente de CEL dijo comunicó que están preparando los términos de referencia para la licitación del estudio de impacto ambiental, con el fin de identificar las medidas necesarias a desarrollar como parte del proyecto de construcción de la planta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here