Mary Kay celebra 23 años de enriquecer la vida de miles de mujeres en El Salvador

Mary Kay es una empresa por Mary Kay Ash, quien tenía el sueño de crear una oportunidad única para las mujeres, en un mundo comúnmente liderado por hombres. Ella buscaba ofrecer las mismas oportunidades y reconocimientos para la mujer, para que pudieran desarrollarse a nivel personal y profesional. Así nació Mary Kay Cosmetics, en Dallas, Texas, bajo el objetivo de empoderar, enriquecer y transformar la vida de mujeres al permitirles iniciar sus negocios y generar sus propios ingresos.

Ese mismo deseo de apoyar a las mujeres y permitirles superarse y tener independencia económica llevó a Inversiones Masdel, S.A. de C.V. a convertirse en distribuidor exclusivo de Mary Kay para El Salvador. Desde entonces han transcurrido 23 años de una excepcional historia de crecimiento personal y profesional para miles de mujeres salvadoreñas.

“La primera fundadora de Mary Kay en Guatemala y El Salvador fue mi madre, la señora Elvira Viuda de Aceituno y mis hermanas, María Eugenia Aceituno y Alice Javierh. Conocimos la empresa Mary Kay Cosmetics en Estados Unidos y vimos que era una gran oportunidad para las mujeres de descubrir todo su potencial. Nos llamó la atención la excelente calidad del producto y ver a tantas mujeres exitosas siendo felices y reconocidas por sus logros. De inmediato supimos que queríamos eso para las mujeres guatemaltecas y más adelante, para las mujeres salvadoreñas”, explica la Licenciada Sonia E. Aceituno, presidenta de Inversiones Masdel S.A. de C.V.

La aventura inició el 4 de julio de 1991, con el evento de inauguración de Mary Kay en Guatemala. “Uno de los retos más grandes fue introducir una nueva forma de trabajar que le permitiera a las mujeres poder establecer sus metas, ser sus propias jefas y poder coordinar sus actividades de acuerdo a sus prioridades. Queríamos replicar ese sueño que vimos en Estados Unidos en nuestro país, donde las condiciones eran muy diferentes. Ante cada obstáculo pudimos salir adelante, nunca nos dimos por vencidas y seguimos confiando en Dios y creyendo que podemos lograr todo lo que nos proponemos”, agrega la Licenciada Sonia E. Aceituno.

En 1998 abrimos nuestras puertas a las mujeres Salvadoreñas, después de realizar varias clases del cuidado de la piel, vimos el interés y fuerte deseo de ellas de principiar su propio negocio.  En El Salvador había una gran ventaja, muchas ya habían oido de los productos Mary Kay, sin embargo, fue siempre un gran reto el enseñarles la forma en que Mary Kay trabaja.  Que nos interesa la satisfacción del cliente y por eso ellos prueban los productos antes de comprarlos y así están seguras de que es el adecuado para su piel.  Hoy, miles de mujeres guatemaltecas y salvadoreñas han enriquecido sus vidas y las de sus familias al convertirse en Consultoras de Belleza Independientes Mary Kay.

Este éxito se debe a muchas razones, en especial a los principios bajo los que fue fundada la compañía: Las prioridades, la regla de oro, el hazme sentir importante y el espíritu de entrega. “Los pilares de la empresa son: Las prioridades de Dios, familia y carrera; La regla de oro: Haz a otros lo que te gustaría que te hicieran a ti; el recordar que todos tenemos un letrero invisible que dice “Hazme sentir importante” y el espíritu de entrega, el cual se basa en dar lo mejor de ti siempre, sin esperar nada a cambio”, puntualiza la Licenciada Sonia E. Aceituno.

“Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”, Mary Kay Ash

Asimismo, Mary Kay es reconocida mundialmente por ofrecer a las mujeres un portafolio de excelente calidad e innovación de productos para el cuidado de la piel, maquillaje y fragancias, entre otros. Este reconocimiento se debe a que las mujeres pueden aprender a utilizar los productos antes de adquirirlos y reciben asesoría personalizada de su Consultoras Independientes de Belleza Mary Kay.

Cada año, Mary Kay lleva a cabo más de medio millón de pruebas e invierte millones de dólares en estudios de investigación para asegurar que cada uno de los productos Mary Kay cumplen con los requisitos reglamentarios en cada mercado en los que se encuentra.

“Las bendiciones que esta maravillosa empresa nos ha dado, tanto a nuestra hermosa fuerza de ventas como a los colaboradores de Inversiones Masdel, S.A. de C.V. y sus familias, son innumerables. Ver a tantas mujeres salir adelante es lo que nos motiva e inspira a continuar con este sueño”, finaliza la Licenciada Sonia E. Aceituno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here