Carlos Aguilar, maestro de origami: “El origami es una escultura en papel”

Carlos Aguilar

Por Santiago Leiva

Los primeros dobleces que, de niño, Carlos hizo sobre un papel fueron para confeccionar barquitos y aviones junto a su abuelo; luego de joven adolescente también fue creativo para plegar las cartas que enviada a las chicas, pero desconocía que el arte que fluía de sus manos se llamaba origami.

“El origami lo conozco desde finales de 2009, principios de 2010, pero los barquitos y otras cositas las hacía con mi abuelo desde pequeño” recuerda. “A me gustaba hacer cosas diferentes no solo doblar el papel por mitades sino hacer un sobrecito con el mismo papel o una flor”, dice respecto a la forma en que  carteaba a las chicas.

Esa habilidad innata de niño y adolescente consiguió perfeccionarla hace más de ocho años cuando llegó  llegó a sus manos una revista con figuras simples sobre origami. De entrada, Carlos Aguilar, contador de profesión, vio el origami con un pasatiempo de entretenimiento para distraerse y botar el estrés cotidiano, pero de apoco a pura entereza descubrió que plegando papel también se podía hacer arte.

En la actualidad Carlos es uno de los máximos representante de este arte en el país y puede elaborar desde una rana hasta un dragón a base de papel. Empero, el origami no es la única rama del arte que le apasiona. Después de cada jornada laboral y sobre todo los fines de semana a Carlos se le puede ver con su cámara en mano o perfeccionándose en el campo del dibujo. Carlos Aguilar es mi personaje de la semana.

Viendo lo que haces con el papel, tengo la impresión que eras creativo al momento de enviar cartas a tus novias…

Sí, siempre me gustó hacer algo para que les gustara jajaja…

A ver ¿de qué forma mandabas los recados a las muchachas?

Bueno fíjate que me gustaba hacer cosas diferentes no solo doblar el papel por mitades sino hacer un sobrecito con el mismo papel o una flor.

En ese tiempo de cipote enamorado ¿qué fue lo más loco o cursi que enviaste?

¿Lo más loco? Creo que fue un cuadro hecho solo de origami.

Hay gente que no sabe lo que es eso ¿qué es el origami?

En sí el origami significa doblar papel. Es un término japonés. Ori es doblar y gami es papel. Así que es doblar papel.

¿Cómo te nace la idea de practicar eso?

El origami lo conozco desde finales de 2009, principios de 2010, pero  por su puesto, los barquitos y otras cositas me ponía a hacerlas con mi abuelo desde pequeño. Claro sin saber que era origami.

¿Pero cómo te involucras formalmente?

Sí como te cuento en 2009 mi hermano tenía un libro de origami con muchas figuras sencillas como estrellas y florcitas. Ahí es donde comencé yo el origami. Luego investigué mucho en la web y encontré cosas que me sorprendieron y ya me gustó.

¿Es difícil el origami? ¿Cuesta practicarlo?

No es difícil porque hay figuras que son sencillas, de cinco a diez pasos y ahí se saca la figura bonita, pero si te pones de un nivel intermedio para arriba ya necesitas más práctica.

¿Qué tipo de figuras abarca el nivel intermedio?

Ahí ya están las rosas, los animales ya con detalles: con orejas, con nariz, con las patas bien hechas, incluso hasta con dedos. Ya en el nivel experto ya son dragones, dinosaurios y todo lo que te podes imaginar.

¿A qué  nivel estas vos?    

A mi juicio, y por lo que me dicen estoy en el nivel experto para ser sincero.

¿Es un arte el origami?     

El origami ha llegado a ser un arte por el tipo de figura que se hace. El origami es como una escultura en papel, es moldear el papel hasta lograr la figura que uno quiere.

¿El origami entonces es una escultura en papel?   

Es una escultura en papel. El origami tradicional que es el que viene de Japón consistía más que todo en figuras sencillas. Figuras que las mamás y los niños se ponían a plegar en sus tiempos libres, pero a partir de los años 70s en adelante el origami se convirtió en algo más, en un arte.

La gente paga cuadros para decorar paredes o  esculturas para los parques ¿compra la gente el origami?  

La gente compra algunas cosas, pero es muy poca gente porque como que todavía no es muy apreciado, pero  sirve mucho para decorar. Hay unos modulares bien bonitos que te pueden decorar cualquier oficina, cualquier habitación, lo que sea.

Para vos imagino es un hobbie ¿has vendido alguna pieza de arte?

Yo lo hago como hobbie, pero si he vendido piezas y he regalado muchas que es más que todo la satisfacción.

¿Cuánto cuesta una pieza?

Depende más que todo de la complejidad. Si hablamos por ejemplo de un dragón, para hacer un dragón me tardo entre 7 a 8 horas doblando continuamente. Estamos hablando que se necesitan 500 dobleces para hacer un dragón en un solo cuadrado de papel.

¿Qué es lo que más te gusta hacer?, te veo ranas, una hormiga, una libélula…

Me gusta hacer de todo, pero hasta me molestan mis compañeros del Club Origami porque solo me gusta hacer piezas complejas, no me gusta hacer  fáciles, excepto cuando hay que enseñar a los niños en los talleres o a alguien que no conoce.  Para mí  y para mostrar me gusta hacer figuras complejas

Pero ¿cuál es la que más te gusta representar?

La que más me gusta hacer son las rosas, y esas son nivel intermedio para arriba

Supongo para regalar ¿eres enamorado?

Sí jajaja y se las regalo a cualquiera que me la pida o a quien yo quiera regalársela.

¿Hacer una rana cuanto tiempo te lleva?

Una rana depende nivel. Si es de nivel  intermedio-alto estamos hablando como de dos horas. Una ranita lleva como 100 dobleces

¿Qué otras figuras has hecho?

Todo lo que te podas imaginar. Relojes de pared por ejemplo, el “Cucú” que le llama, dragones, cobras, dinosaurios, ratas…

La mayoría de figuras son pequeñas…      

Si es por el tamaño de papel. Si quieres hacer una figura grande tienes que usar un papel grande y no es fácil conseguir un solo papel grande. Yo  más o menos uso un cuadrado de 40 cm o 50 cm para hacer mi figura.

¿Se necesita papel es especial o  cualquier papel?

Si vas a hacer uno complejo de 500 dobleces por ejemplo necesitas un papel delgado pero que sea resistente, sino se te rompe en el proceso.

¿Pero no es cualquier tipo de papel, como bond por ejemplo?

No. Yo por ejemplo uso papel craft delgado pero lo preparo con pega blanca añadida con un poquito de agua. Lo baño todo de un lado, dejo que se seque y después lo baño del otro lado. Eso le da resistencia, le da mucha resistencia al papel y eso me permite que yo pueda hacer la figura.

¿Cuánto te pagan figurita como la de la rana?

Ya he vendido, anda como entre seis a siete dólares.

No da para negocio…

No, no, no da para negocio. Más que todo en lo que nos podemos enfocar son en los talleres o clases particulares. Ahí llegamos a cobrar hasta en 10 dólares la hora en una clase particular, y en los talleres que hacemos que son para grupos de 12 personas.

Entonces para vivir no da…

Diera si te enfocaras en los talleres, en las clases.

¿Para venderlas por piezas no?

No, ahorita no. Es poco apreciado, talvez porque lo ven como simple papel no le toman mucha importancia.

¿Es el origami tu arte? Te he visto tomando fotos y dibujando también…

Sí, mi arte favorito es este el origami y quizá el que mejor puedo hacer. Después tengo la fotografía que me gusta bastante, y dibujar, pero todavía no he aprendido bien.

¿Te gusta pintar o dibujar?

Dibujar a lápiz me gusta más.

Si manejaras los tres artes al mismo nivel ¿con cuál te quedas?

Con el origami.

¿Porque?

Porque  me desestresa. Uno se desconecta cuando está haciendo una figura, se desconecta completamente, se olvida de todo.

Cuando te inicias,  ¿con qué objetivo lo inicias?

Con el objetivo de desestresarme, de pasar el tiempo ocupado en algo, en algo diferente. Poca gente lo practica todavía.

¿Cuántos maestros de origami existen en el país?

Es poca gente. Nosotros tenemos un club de origami y somos siete personas que practicamos esto. Después solo he conocido dos personas más y creo que no hay más que lo practiquen a nivel avanzado.

El origami lo compartes con los números…

Sí, sí, soy contador. Ya llevo como 20 años practicando la contabilidad.

¿Eso te da de comer?

Sí eso es lo que me da de comer.

¿Y qué tal la fotografía?

Puro hobbie también. El origami me ha dado varias satisfacciones por ejemplo fui invitado por la Embajada de Japón para conocer a la princesa imperial. Fui parte de 12 que fuimos invitados para conocerla en privado.

¿Tu niñez cómo fue?

Mi niñez la pasé divirtiéndome con los juegos tradicionales. Por la tardes mi abuelo sacaba un su radio viejo y nos poníamos a escuchar los cuentos. Después nos poníamos a hacer avioncitos de papel y una figura a la que él le llamaba zope.  Ahí empezamos con el papel sin saber que era origami.

¿Naciste en la tierra de Farabundo Martí?

Sí en Teotepeque.

¿Hasta qué edad viviste en el campo?

A los 20 años me vine.

¿Te involucraste con la agricultura?

No, pero si le ayudaba a mi Papá. Mi Papá sacaba bálsamo y prácticamente de eso vivíamos. En la época de milpas hacíamos milpas, pero solo para comer y para los elotes. Mi Papá también era carpintero, hacía muebles.

¿Practicaste la carpintería?

No, no la practiqué. Si hacía mis cositas como mi capirucho y mi trompo. Esos juguetes todavía los tengo y ya tienen como 30 años.

¿Fuiste fiestero?

No, fui tranquilo. Si me gustan los bailes, pero no soy de los que se va a desesperar por ir a un baile.

¿En la actualidad cómo divides tu tiempo?

Trabajo y familia. El origami casi siempre lo práctico de noche.

¿Cómo quisieras que te recuerde el país, la gente?

Como el experto en origami.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here