¿Por qué es necesario que la música nacional sea más escuchada?

Un grupo de artistas musicales salvadoreños ha solicitado que, por mandato de ley, se obligue a los radiodifusores a programar música nacional, en un espacio que constituya el 40% de sus transmisiones.

Para tener una idea más clara, de aprobarse la medida, de cada diez canciones que suenan en una radio, cuatro serían de artistas salvadoreños. O por cada hora de transmisión, 24 minutos sería ocupados por música de producción nacional.

Si bien esta cuota es debatible, lo que debería ser del común acuerdo es la necesidad de impulsar la producción y el consumo de música nacional. ¿Cuáles son las razones para ello?

Beneficios para la economía nacional…

Generar, fortalecer e impulsar el desarrollo de una industria musical salvadoreña, podría aportar beneficios a la economía del país, como lo hace en países como Estados Unidos, México o Colombia.

Para iniciar, se debe mencionar que una canción grabada es también un producto, y cómo tal tiene todo el potencial de generar nichos de mercado, consumidores, y divisas para las diferentes partes que intervienen en una cadena de producción y distribución.

La música en este sentido, además de ser una expresión cultural, se convierte además en el instrumento de promoción, que genera oportunidades de publicidad pagada y no pagada para artistas y empresarios de la música.

Otra consecuencia trascendental puede ser la generación de oportunidades de empleo directos e indirectos, así como la fertilización de sectores como la educación musical que a su vez tenga cosecha en la generación de profesionales en áreas como la interpretación musical, la producción musical, la producción de conciertos en vivo, la producción de videos musicales y la administración de empresas y negocios del entretenimiento o la música.

Fortalecimiento de la identidad cultural

Hay quienes piensan que una nación se constituye más por su gente que por su territorio.

Prueba de ello, es la gran cantidad de migrantes a lo largo del mundo que no se desconectan de sus raíces y países de origen. El Salvador no es la excepción.

Se ha demostrado que la mejor forma de hacer entrañable las querencias hacia la patria es través de los símbolos, la historia y la cultura. Parte de la cultura son las expresiones culturales y el arte. La música se convierte en este sentido, en una de las principales herramientas para fortalecer los lazos de unidad entre compatriotas, fuera y dentro del territorio.

Son muchos los ejemplos a lo largo del mundo, de cómo el orgullo nacional de muchos países, se fundamenta en la admiración hacia sus artistas, y sobre todo a sus músicos. Para citar un ejemplo, es fácil identificar culturalmente a algunos países a través de su música, como por ejemplo la samba de Brasil o el mariachi de México. Sin embargo, ¿cuál es la música típica que nos representa internacionalmente y con la que fácilmente nos identifican personas extranjeras? La respuesta se la dejó a su libre opinión.

Algunas ideas…

Uno de los desafíos como lo mencionaba en una columna anterior, es incrementar la producción de música nacional. Para ello debe haber mayor disponibilidad de productores de audio especializados en géneros musicales, así como estudios de grabación con capacidad para realizar producciones para artistas musicales desde solistas hasta grandes orquestas.

Las autoridades de Gobierno podrían incentivar la relación, otorgando beneficios fiscales a los radiodifusores que pongan a disposición de los artistas sus estudios de grabación así como personal para realizar producciones, o a aquellas empresas de la radio que dediquen espacios para la transmisión de música nacional ya sea grabada o interpretada en vivo.

Por otro lado, los artistas deberían lograr el fortalecimiento de sus relaciones comerciales con los radiodifusores, a través de una formula ganar-ganar, que es cómo los sectores comerciales crecen y forman sus alianzas.

Sin embargo, esto no podría estar aislado del panorama de producción internacional, donde la música creada digitalmente ha ganado la mayor cuota del mercado. Por ello, una última idea, sería para las empresas de telecomunicaciones, que podrían buscar los mecanismos para desarrollar el mercado de las plataformas de reproducción de música en línea, llegando hasta el punto de crear plataformas dedicadas a la reproducción exclusiva de música salvadoreña en sus diferentes géneros.

El apoyo del público…

Nada de lo anterior tienen sentido, sin que antes se inyecte en el corazón de los salvadoreños, el amor hacia sus artistas, sus expresiones culturales y su arte.

“Pueblo que no canta no está vivo” … si esta frase es cierta, impulsar las voces de nuestros artistas salvadoreños, sería como practicar RCP en nuestro ya flagelado y mutilado semblante de guanacos, lleno de penas y alegrías…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here