AGEPYM recomienda la creación de nueva Ley de Pensiones

El actual sistema de pensiones en El Salvador no es de beneficio a la clase trabajadora sino para las grandes elites del país, luego que en 1,998 el gobierno en turno (ARENA) privatizara el sistema de ahorro de pensiones teniendo como administradores a las AFPS.

La gran excusa que el gobierno de ese entonces retomo fue que instituciones similares que brindan ayuda a los trabajadores como el Instituto Salvadoreño del Seguro Social  (ISSS) y  el Instituto Nacional de Pensiones de los Empleados Públicos (INPEP) ya había cumplido su cometido; y de continuar bajo este sistema  las actuales y futuras generaciones serian afectadas, para ello se debía crear una Ley que diera seguridad y protección a los salvadoreños en su vejez, cosa que pretendían hacerlo a través de la las Administraciones de Fondos de Pensiones AFP.

Es angustioso llegar a una edad de jubilarse y recibir solamente el 30%  de su salario, tomando en cuenta que la mayoría de la clase trabajadora cuenta con $300 dólares como salario mínimo mes a mes, a esto sumándole que muchos adultos mayores tienen enfermedades crónicas,  situación por la cual muchas personas deciden seguir laborando a pesar de tener el tiempo (años trabajados) y edad para jubilarse, pero que no subsistirían con  una pensión mínima. Para nadie es secreto que las pensiones en el país son bajas debido a que los ahorros de la clase trabajadora (Pensionados) sirven para inversiones privadas y estatales.

Si bien es cierto en el año 2017 se realizaran  unas reformas al sistema de ahorro para pensiones, en donde su principal objetivo fue aumentar la rentabilidad y la falta de financiamiento esta reforma solo retomo el beneficio a las AFPS  por consiguiente excluyo a la clase trabajadora los verdaderos ahorrantes.

Con esta reforma se permitió que cada trabajador y empleador cotiza el 15 % de su salario sin embargo la mitad va a la cuenta individual, sin que este pueda decir algo, aumentando así las ganancias de las AFP y cortando el beneficio del cálculo porcentual a la hora de pensionarse.

A esto sumándole que el sistema de ahorro de pensiones cuenta con una baja accesibilidad es decir solo el 24% de las personas trabajadoras económicamente activas. El sistema de ahorro de las pensiones de la clase trabajadora no solo es un problema de El Salvador ya que muchos países enfrentan esta difícil situación donde los cotizantes de las AFP no recibirán una pensión justa para vivir luego de haber trabajado por años.

El reto sin duda es para el gobierno en turno, quien cuenta con la cobertura del primer órgano del Estado (Asamblea Legislativa)  para  la creación de una nueva Ley de Pensiones que beneficie a todos los trabajadores por cuenta propia, sector privado y públicos.

Recordando que el presidente Nayib Bukele en su campaña aseguro que las pensiones tendrían una mejoría en el país, por ello exigimos ese voto de confianza que muchos salvadoreños dieron se cumpla y pueda existir una Ley que beneficie a la clase trabajadora y un instituto autónomo que administre de manera correcta y digna las pensiones de los salvadoreños, tomando en cuenta las opiniones de las organizaciones que luchan para que esta petición sea una realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here