FOTOS+VIDEOS | Marco Antonio Solís fue el ‘más querido’ de la noche

Marco Antonio Solis con su gira El más querido, visitó El Salvador | Fotos Tulio Galdámez | El Metropolitano Digital

Por Liset Orellana

Casi 50 años de trayectoria se notaron en el escenario cuando uno de los artistas más importantes e influyentes de los últimos tiempos pisó el escenario montado en el gimnasio Jorge Mágico González.

Vestido totalmente de blanco, con detalles brillantes en su chamarra, con su tradicional melena suelta y una arrebatadora sonrisa, Marco Antonio Solis ‘El Buki’, se presentó ante miles de fanáticos que llenaron el estadio para presenciar el concierto de su gira ‘El más querido’.

Y vaya que se dio a querer. Bastaron unos segundos para que un público emocionado le diera la bienvenida a este artista mexicano que ha logrado grandes reconocimientos a lo largo de su carrera como músico, cantante, compositor y productor.

La encargada de abrir el concierto fue la salvadoreña Rocío Cáceres, quien interpretó canciones de Selena, Pandora, entre otros, para deleite del público.

A las 9:30 pm del miércoles, El Buki salió al escenario con una imponente pero humilde personalidad para deleitar al público con ‘No puedo olvidarla’, la primera canción de la noche.

Acompañado por más de una decena de músicos, coristas, bailarinas, con un escenario modesto pero lleno de luces y el profesionalismo de Marco Antonio, fue suficiente para que este concierto sea uno de los mejores del año por su calidad, interpretación y sentimiento.

La emoción y la nostalgia vendría a lo largo de la noche con temas como Gracias por hacerme tan feliz, Si te pudiera mentir, Tu me vuelves loco, Quiéreme, O me voy o te vas, y Yo te necesito.

Demostró no solo su calidad como músico, hizo gala de sus cualidades artísticas al tocar la guitarra y un impresionante solo con los timbales. También demostró su calidad humana al interactuar en varias ocasiones con el público, dando consejos de amor, perdón y amor a Dios.

Y por si fuera poco, se puso al nivel de las bailarinas y realizó una rutina coreográfica perfecta al ritmo de sonidos tropicales. La noche apenas comenzaba y el público estalló en gritos cuando sonó Como fui a enamorarme de ti y No te imaginas.

La nostalgia llegó a su punto máximo cuando interpretó junto a Víctor Aguilar aquella emblemática canción de los Yonicks ‘Pero te vas a arrepentir’ y seguirían otras románticas corta venas como A donde vamos a parar, El perdedor, Navidad sin ti y Mi eterno amor secreto.

Y el corazón daría un vuelvo de la nostalgia a la alegría con Tu cárcel,  La venia bendita, Mas que tu amigo y Viva el amor.

Explotaron luces artificiales para despedir al Buki, al hombre que con sus canciones ha estado en medio del amor y desamor de miles de personas. Así se despidió del escenario un gran artista que deja un legado incalculable de alegrías.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here