‘Parásitos’ hace historia en los Oscar como mejor película

Foto de agencia

Por La Vanguardia

La surcoreana Parásitos ha hecho historia en la 92ª edición de los premios Oscar al imponerse en la categoría de mejor película, todo un hito para una cinta en lengua no inglesa. La comedia negra dirigida por Bong Joon-ho, una mordaz crítica a la división de clases, que fusiona diversos géneros a la perfección, se ha hecho además con la estatuilla a mejor director, película internacional y guión original. Aunque diez filmes en lengua no inglesa anteriormente habían logrado la doble nominación -entre ellos La vida es bella, en 1998, y Roma, en 2018-, ninguna se había llevado los dos premios hasta ahora.

Parásitos, una obra ingeniosa y demoledora sobre una familia sin trabajo que trata de aprovecharse de otra familia rica, se convirtió en todo un fenómeno desde que logró la Palma de Oro en el festival de Cannes y ha sido la gran triunfadora de la noche al imponerse a la gran favorita, 1917, el filme épico de Sam Mendes ambientado en la I Guerra Mundial, que se ha tenido que contentar con tres galardones técnicos: fotografía, efectos visuales y mezcla de sonido.

“Estoy sin palabras. Nunca nos imaginamos que esto sucedería. Estamos muy felices”, afirmó ya en el escenario Sin-ae Kwak, productora del filme. “Siento que un momento muy oportuno en la historia está sucediendo ahora mismo”, añadió. “Después de ganar el Oscar de mejor película internacional, pensé que ya había terminado por hoy y estaba preparado para relajarme”, confesó un exultante, Bong Joon-ho, que tuvo palabras de admiración para Martin Scorsese: Cuando era joven y estudiaba cine, había un dicho que tallé muy profundo en mi corazón, que es que ‘lo más personal es lo más creativo’. Esta cita es de nuestro gran Martin Scorsese. Cuando estaba en la escuela, estudiaba sus películas. Estar nominado era un honor enorme. Nunca pensé que ganaría”, añadió.

No hubo suerte para Netflix este añoEl irlandés , de Scorsese, se fue de vacío pese a sus diez candidaturas, lo mismo que Los dos Papas . Historia de un matrimonio , el relato de un proceso de divorcio a cargo de Noah Baumbach que aspiraba a seis galardones, solo logró el de mejor actriz secundaria para Laura Dern, un premio que sabía a gloria como regalo de su 53 cumpleaños y que dedicó a sus padres, los actores Diane Ladd -que la acompañaba- y Bruce Dern. “Algunos dicen que nunca conoces a tus héroes, pero yo digo que si eres realmente bendecida los tienes como tus padres”, manifestó.

La gala, sin conductor oficial por segundo año consecutivo, funcionó a buen ritmo a lo largo de tres horas y media, salpicada por el humor y el desenfado de las estrellas que subieron al escenario a presentar o entregar galardones y sobre todo por el ambiente claramente musical que dominó la ceremonia, muy descafeinada a nivel reivindicativo. La cantante y actriz Janelle Monáe fue la encargada de abrir a lo grande el espectáculo con un número musical brillante donde invitó a participar a la audiencia a celebrar las historias candidatas, así como a reivindicar las destacadas ausencias femeninas.

El rapero Eminem incluso levantó a la platea–excepto a un somnoliento Scorsese- con su tema Lose yourself del filme 8 Millas bajo el vídeo que reunía a varias canciones de bandas sonoras de todos los tiempos. Y Cynthia Erivo, doblemente nominada, fue ovacionada por su himno por los derechos civiles Stand up, tema principal de Harriet: En busca de la libertad .

La gala, sin conductor oficial por segundo año consecutivo, funcionó a buen ritmo a lo largo de tres horas y media, salpicada por el humor y el desenfado de las estrellas que subieron al escenario a presentar o entregar galardones y sobre todo por el ambiente claramente musical que dominó la ceremonia, muy descafeinada a nivel reivindicativo. La cantante y actriz Janelle Monáe fue la encargada de abrir a lo grande el espectáculo con un número musical brillante donde invitó a participar a la audiencia a celebrar las historias candidatas, así como a reivindicar las destacadas ausencias femeninas.

El rapero Eminem incluso levantó a la platea–excepto a un somnoliento Scorsese- con su tema Lose yourself del filme 8 Millas bajo el vídeo que reunía a varias canciones de bandas sonoras de todos los tiempos. Y Cynthia Erivo, doblemente nominada, fue ovacionada por su himno por los derechos civiles Stand up, tema principal de Harriet: En busca de la libertad.

Tal y como era de prever, Renée Zellweger se alzó como mejor actriz por el retrato de una Judy Garland en el ocaso de su vida personal y profesional en Judy . “Judy no recibió este premio en su momento, así que tomaré este instante como una extensión de la celebración de su legado”, dijo en un claro homenaje a la protagonista de El mago de Oz.

Brad Pitt por su rudo doble de acción en Érase una vez en…Hollywood logró la estatuilla como secundario, un galardón que se suma al que obtuvo como productor de 12 años de esclavitud. La cinta de Quentin Tarantino , con diez nominaciones, se alzó también con el premio al diseño de producción.

Tampoco hubo suerte para el tridente español . Antonio Banderas y Pedro Almodóvar y su Dolor y gloria ya sabían que no tenían posibilidades frente al huracán Phoenix y Parásitos. La cinta de animación Klaus, de Sergio Pablos, se vio superada por Toy story 4 .

Elton John besa a Janelle Monae  durante la ceremonia de los Oscar
Elton John besa a Janelle Monae durante la ceremonia de los Oscar (MARIO ANZUONI / Reuters)

Elton John cantó I’m gonna love you again, de su biopic Rocketman y se llevó su segundo Oscar acompañado de su inseparable colaborador Bernie Taupin. Y la emoción llegó también en la sección In memoriam, con Billie Eilish versionando el tema Yesterday de los Beatles y recordando a los fallecidos el último año, desde Kobe Bryant, ganador de un Oscar hace dos años al mejor corto de animación, a la leyenda Kirk Douglas, el eterno Espartaco, que apagó su voz esta semana a los 103 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here