Gerardo Schonenberg, un joven sin límites

Gerardo Schonenberg ha presentado una propuesta de ley en la Asamblea Legislativa que busca mejorar las condiciones para las personas con discapacidad en el rubro de turismo

Por: Elizabeth Ramos

Sueña con conocer a Agustín Ruíz de la Selecta de Playa, sueña con practicar deportes extremos con todo y su silla, sueña con ser diputado y sueña con un país que sea accesible para las personas con discapacidad.

Gerardo Schonenberg, a quienes sus familiares y amigos le llaman “Gerar”, es un joven de 25 años, soñador, intelectual y extrovertido.

Hijo menor  de Aída Ávila y Ricardo Schonenberg, de nacimiento padece  una enfermedad denominada  Ácido glutárico tipo 1, que le impide el movimiento corporal. Pero eso no ha sido impedimento para que este joven visionario se desenvuelva en la vida de manera excepcional.

Es licenciado en Turismo, graduado de una universidad privada, con un cum de 8.4, habla inglés y portugués  y está a punto de finalizar una maestría en Dirección y Consultoría Turística.

Gerardo finalizó sus estudios básicos en un centro de educación para niños sin discapacidad en el tiempo que establece el Ministerio de Educación y dada su capacidad intelectual exoneró constantemente sus exámenes finales.

En esta entrevista, Schonenberg, recuerda las dificultades que tuvo que enfrentar para poder ingresar a la universidad y luego los retos que asumió ante sus profesores por sus dificultades físicas pero que con actitud positiva las pudo realizar.

 

Vida personal

Su madre, Lorena Ávila, describe a Gerardo como un intelectual, de buen humor, perseverante y perfeccionista. Ávila narra los principales obstáculos y retos que ha tenido que superar junto a su hijo.

“Pues barreras físicas, mentales de personas que por desconocimiento no se atrevían a darte el beneficio de la duda, también la dieta a la que fue sometido desde los 7 meses (de nacimiento), el envío de exámenes médicos periódicamente, los exámenes  anuales, aceptar la realidad que tiene una discapacidad motriz, luchar por su inclusión escolar, encontrar una tutora, apoyarlo en las barreras humanas, barreras actitudinales de las personas e instituciones”, explicó.

Foto de Gerardo, de niño, junto a su madre
Foto de Gerardo, de niño, junto a su madre

A Gerardo le acompaña desde los nueve años su tutora,  Cristina Ochoa, a quien describe como su “amiga y paño de lágrimas”.

“Yo a Gerardo no  lo trato como que fuera niño, he aprendido a tener mucha paciencia, lo quiero mucho”, dijo Ochoa.

Otra de las personas cercanas a Gerardo es Eduardo López, motorista y amigo, quien se ha desempeñado como su motorista desde hace 15 años.

– ¿Gerardo, cómo describirías tu infancia?

Como mi mejor época, la de conquistador, nunca me di por vencido

– ¿Cómo fue ese tiempo? 

Yo hacía travesuras como todos los niños

– ¿Alguna vez te castigaron los profesores?

Si, y una vez estuve a punto de ser expulsado por una travesura

– ¿Cómo es tu vida en casa, con tus papás?

Siempre me han tratado como cualquier hijo, me han exigido al igual que todos, tengo cuatro hermanos más, dos hermanos y dos hermanas y me han tratado igual que a ellos, no más y no menos y siempre estoy viendo qué hacer o qué curso agarrar por ejemplo la otra semana me quería ir a un congreso de turismo accesible a República Dominicana que me invitaron pero lastimosamente no conseguí patrocinio para cubrir los costos del avión y alojamiento.

– ¿Cuál es tu pasión más grande?

Mi pasión más grande es el Real (Madrid).

– ¿El fútbol?

Es más me quiero ir a ver al Real Madrid con la fundación Madrid que tiene cede aquí en El Salvador. Ellos un año hicieron un torneo con los niños, que se llamó Gerardo Schonenberg.

– ¿A tu papá le gusta el fútbol?

Poco

– ¿Y cómo es que a ti te apasiona tanto?

Siempre he sido fanático de la Selecta que nunca va al mundial y del Real y hoy de la Selecta Playera, son los grandes héroes de El Salvador y yo quisiera conocerlos.

– ¿Es uno de tus sueños más cercanos conocer a los jugadores de la Selecta Playera?

Si

– ¿Hay uno en específico a quién quisieras conocer?

Al Tín. Yo hice un artículo de la Selecta.

– ¿Crees mucho en la Virgen, verdad?

Si, la amo y soy muy devoto al Inmaculado Corazón de María y al Sagrado Corazón de Jesús, voy a misa y estoy en un grupo de oración que se llama La Llama del Amor que gracias a Dios me han incluido en el grupo.

– ¿Gerardo, naciste con esta discapacidad?

Sí, pero a parte de mi discapacidad física y que tengo un nervio que me está dando batería no dejo de ser un terremoto, no tengo límites, pero tengo defectos como todos en el mundo, soy impaciente, no hay nadie santo, nos hacemos santos en el mundo pero no nace nadie santo.

– ¡Sé que no tienes límites porque has hecho surf!

Sí, pero porque era un trabajo (de universidad), porque lastimosamente no se cuenta con implementos para adaptar los deportes extremos a las personas con discapacidad

– ¿Quisieras hacer otras actividades extremas?

Si, quisiera hacer canopi, surf, con todo y silla, pero no hay implementos, hasta quisiera tirarme de paracaídas con todo y silla

– Sos extremo, ¿no te da miedo?

No, no tengo…el miedo hay que tratar de superarlo porque si no pruebo, ¿cómo voy a saber que no se puede? A lo único que le tengo miedo son a las culebras, la oscuridad, el encierro y estar solo.

– ¿Te gusta la naturaleza?

Si

– ¿La playa?

Si, incluso si ando con chicas, ¡mejor!

– Tienes buen humor

Sí, pero a veces me enojo. Mi característica principal es que no tengo límites y no me gusta que me digan que no

– Has llegado lejos…

Si,  y quiero llegar más lejos, quiero cumplir dos retos más, trabajar…que me incluyan con todo y mi equipo. El otro es conquistar una chica y tener por lo menos un hijo, y ser un ejemplo de que sí se puede trabajar y amar a una persona con discapacidad como la que yo tengo.

– ¿Sos feliz Gerardo?

Si, lo soy. Para mí un líder que es un gran ejemplo para el mundo es Nick Vujicic, que no tiene brazos ni piernas y es feliz y no dice no.

– ¿Alguien a quien admires?

Al Papa Francisco por su humildad y carisma, le hayo parecido a San Juan Pablo II

 

Vida universitaria

Gerardo, en su graduación universitaria
Gerardo, en su graduación universitaria

 

– ¿Y  por qué escogiste turismo Gerardo?

Porque primero quería ser piloto pero como a mí me gusta viajar y conocer lugares pensé que la licenciatura en Turismo es viajar y disfrutar de los lugares, lo cual no es así. Es bien difícil porque muchas veces cuando pensamos en turismo pensamos en el lado de los turistas pero no del lado de la gente que presta el servicio a los turistas y ese lado no es fácil, hay que estar siempre capacitado y conociendo lo nuevo en el mercado turístico porque si no se va quedando en la edad de piedra.

– ¿Tus años de universidad fueron difíciles, muchos años de estudio, sacrificio, desvelo?

Primero porque en turismo para graduarme es requisito que lleve el 100% de inglés y el 50% en otro idioma, en mi caso me interesó el portugués y quiero terminar el programa de la embajada (brasileña), creo que el portugués será una lengua importante para el turismo de El Salvador.

– ¿Y cómo fueron tus años de universidad?

Era el mismo tiempo que para todos y para mí era complicado terminar un parcial en dos horas, más si era de explicar. Al final me di cuenta que sí puedo y una característica que tengo es a mí me gustan los parciales o laboratorios orales no escritos, aunque los terminaba en el mismo tiempo que todos y hasta incluso antes que muchos.

– ¿Entonces tus profesores cedían y te los hacían orales?

En algunas si, en otras no. Para graduarme me ofrecieron hacer un diplomado para terminar la carrera hice en vez de tesis, una monografía sobre marketing estratégico en el sector turístico.

Luego en prácticas dos como yo no podía cocinar ni hacer una cama, me comenzaron a dar una chispa para crear la iniciativa de ley porque me dieron la oportunidad de ir a verificar la accesibilidad a los pequeños hoteles y me di cuenta que no se cuenta con accesibilidad en turismo, fue gran experiencia para los empresarios turísticos porque ellos pensaron que la persona que iba a llegar a verificar era una persona sin discapacidad y cuando me vieron se quedaron ¡woow!

 

Vida política

– Cuéntame sobre tu propuesta de ley

Dos años después de las horas sociales le quise dar seguimiento para ver si con el trabajo anterior ya había mejorado la accesibilidad en los pequeños hoteles, porque yo le di sugerencias en el trabajo anterior y no hicieron nada, y cuando yo les pregunté por medio de una encuesta el por qué no hacen accesibilidad, me dijeron que porque no tienen un incentivo por parte del gobierno y que no conocen las normas de calidad y de ahí nació la iniciativa, porque ni el Ministerio de Turismo tiene accesibilidad

– Entonces, ¿en qué año nace la propuesta de ley?

En 2013, en mis horas sociales

– ¿Y la concluiste?

Ese mismo año

– ¿Cuándo la presentaste en la Asamblea Legislativa?

Noviembre 2013 porque si yo no terminaba las horas sociales no tenía derecho a egresar y por eso me preocupé, me tocó hacer un doble esfuerzo en el último año que es el más difícil y cansado.

En noviembre del año pasado entregué una pieza de correspondencia para pedir información del proyecto y de cómo iba la ley pero nunca me dijeron nada y por eso hace una semana mi idea era entregar una pieza para que me dieran un informe del proceso pero me dijeron que mejor iba a entrar de un solo a la plenaria y que pasaría a la comisión de Economía y gracias a que yo estaba presente se me acercaron los diferentes diputados como Guillermo Gallegos y Lorena Peña y me dijeron que hoy si le van a poder dar los votos como partido, porque lastimosamente siento que hace dos años la politizaron porque como un diputado de ARENA me apoyó, la politizaron.

– Hoy han trascendido las visitas a la Asamblea y ahora quieres ser diputado

Si, ayer me reuní con la diputada Blanca Vides de GANA, para platicar más de la ley y gracias a Dios  hoy que ya expliqué los motivos y cómo nació la iniciativa, me han asegurado que GANA y el FMLN van a dar los votos cuando entre para aprobación, que es supuestamente antes que finalice el año.

– ¿Qué opinión tienes de los políticos?

Que ojalá que si la aprueben y que no quede solo en palabras sino que sea un hecho para cambiar la realidad del país y que así vea el interés de jóvenes como yo que queremos cambiar la realidad del país a partir de la Asamblea, yo quiero ser diputado en el próximo período, con el primer partido que me llame para darme la oportunidad y que me dejen decidir una vez que entre como diputado; que no me exijan decidir como partido político sino como un representante de El Salvador

– No importa la bandera Gerardo?

No

– ¿No tienes afinidad política?

No, creo que para cambiar el país hay que dejar a un lado los colores políticos y hacer algo por El Salvador

– ¿Y qué opinas de los diputados de la Asamblea Legislativa?

Que tienen que trabajar más y no hablar (por celular), ni ver televisión, o el ipod y no estar en facebook todo el día. No aprobar algo por interés, sino por El Salvador

– ¿Te parece que los diputados manejan sus decisiones de acuerdo a sus interés?

Si, si están peleados con el otro partido, le quitan los votos, y no les importa que sea algo bueno para El Salvador.

– Gerardo, también se que has buscado conversar e interactuar directamente con el Ministro de Turismo, Napoleón Duarte

Si

– ¿Y cómo fue la experiencia?

Quisiera tener una comunicación directa, que no sea únicamente de hola y adiós en las ferias de turismo,  porque en realidad somos del mismo sector y podemos trabajar juntos, por ejemplo podemos hacer políticas de inclusión en el turismo o trabajar como asesor de él. Creo que necesita asesores que estén al día en conocimientos turísticos, estamos en una era de servicios, tenemos que impulsarlo más.

– ¿Y ya te ha recibido?

Un día me dijeron que me iba a recibir y cuando llegué me di la sorpresa que el que me recibió fue un asesor no el ministro

– ¿Te desilusionaste?

Sí, y le escribí a la secretaria pero no me ha contestado todavía

– ¿Sigue en pie tu deseo de reunirte con él?

Si, más ahora que veo que la Asamblea va a aprobar la ley, pero me tengo que reunir con el presidente (de la República),  y el ministro (de Turismo), porque de nada sirve que se apruebe si ellos la vetan

– ¿Cuál ha sido tu principal dificultad?

Puede ser la inclusión laboral

– ¿No se te han abierto las puertas, lo has solicitado?

Si y las puertas que se me han abierto no han sido las que yo esperaba, porque me quieren tratar de menos o me quieren engañar con el salario o con los trabajos

– ¿Te quieren pagar menos que a los demás?

Sí, o me quitan las ideas y dicen que ellos las hicieron

– ¿Dónde te ha pasado esto?

En una consultora turística. Las empresas no quieren entender que con Cristina y Eduardo somos un equipo, sin ellos es como que tenga cerebro pero sin los medios para poder trabajar.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here