Volkswagen ya había sido advertida hace varios años por gases contaminantes

Así lo aseguran dos semanarios alemanes, y uno de ellos revela que ya en 2007 un proveedor de la automotriz le advirtió que no usara en formaregular el software que manipula datos sobre emisiones nocivas de sus vehículos diesel.

La compañía con sede en la ciudad alemana de Wolfsburgo recibió advertencias hace ya varios años sobre la utilización de mecanismos ilegales para superar las pruebas de emisiones, según publican medios de comunicación germanos este domingo.

La firma automotriz admitió la semana pasada que empleó un software especial para falsearlas pruebas de emisiones de sus vehículos diesel en Estados Unidos.

El semanario alemán Bild am Sonntag reportó el domingo que una investigación interna de Volkswagen halló una carta de 2007 del proveedor de componentes Bosch alertando de que la empresa no debería emplear el software de forma regular.

Otro semanario, el Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung, publicó que un técnico de Volkswagen planteó sus dudas sobre prácticas ilegales en relación con los niveles de emisiones en 2011. La publicación también cita a investigadores internos.

Volkswagen no estuvo disponible de inmediato para realizar comentarios.

Unos 11 millones de coches diesel de VW fabricados desde 2008 están afectados por el escándalo, y la empresa se comprometió a proporcionar una solución gratuita.

Pedido gubernamental
El Ministro Federal de Asuntos Especiales y Jefe de la Cancillería Federal de Alemania, el cristianodemócrata Pater Altmaier, reconoció, en una entrevista concedida al periódico berlinésTagesspiegel am Sonntag, que Volkswagen debe trabajar para subsanar el daño en su imagen, afectada por el escándalo de la manipulación de las emisiones de gases contaminantes en 11 millones de sus vehículos.
“El objetivo primordial debe ser recuperar la confianza y la credibilidad. Esto no ha afectado solamente a la propia compañía, a sus trabajadores y a sus clientes, sino también a la industria alemana”, apuntó Altmaier.

A su vez, la canciller alemana Angela Merkel exigió “transparencia total”. Mientras que Estados Unidos interpuso una demanda penal, y Francia e Italia anunciaron investigaciones.

El escándalo, que se desveló el pasado día 18, le ha costado su puesto al presidente del grupo Volkswagen, Martin Winterkorn, quien fue sustituido por Matthias Müller, ex presidente de Porsche, una de las marcas del constructor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here