PGR designa defensor público a presunto homicida de Monseñor Romero

Redacción

La Procuraduría General de la República (PGR) notificó al Juzgado 4° de Instrucción de San Salvador que ya designó a la abogada Ana Vilma Ayala para que tenga a su cargo, la defensa técnica del imputado Álvaro Rafael Saravia Merino, único acusado por el homicidio de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, ocurrida el 24 de marzo de 1980 una vez sea capturado e intimado.

La profesional ya tuvo acceso al expediente para ejercer la defensa técnica del imputado una vez sea capturado por la Interpol, pues tiene calidad de imputado ausente.
Con respecto a Saravia el 8 de marzo el juzgado a petición fiscal, consideró pertinente autorizar la realización de diligencia tales como girar oficio a la embajada de los Estados Unidos a fin de que proporcione un informe sobre el estatus migratorio del imputado ya que se tuvo conocimiento que el ultimo antecedente lo ubica en suelo estadounidense. Además solicita el estatus migratorio de dos testigos que residen en Estados Unidos y Suecia.

La jueza pidió que se entreviste en calidad de testigo a Almudena Bernabéu abogada de Center For Justice, quien representó a las víctimas del magnicidio de Romero ante la Corte Federal en California Estados Unidos.

También se resolvió a petición fiscal, solicitar a la Directoras del Departamento de Derechos Humanos de la Universidad de Washington y el National Security Archive de la Universidad de George Washington en Estados Unidos para que proporcionar toda información desclasificada con la que cuenta sobre el asesinato de Monseñor Romero, entre estos telegramas y cartas de la embajada de Estados Unidos aquí en el Salvador sobre el asesinato de Romero, además de cables de la agencia de inteligencia.

Además autorizó pedir la documentación desclasificada de la CIA y del Departamento de Estado de Estados Unidos.
Se libró oficio al Canciller de la Republica para que solicite a Secretaria General de la Naciones Unidas información sobre las investigaciones realizadas por las encargadas del informe de la Comisión de la Verdad para el Salvador, sobre el caso exclusivo denominado “Monseñor Romero y así tener más detalles o todo indicio de hallazgos probatorios que respaldaron el informe presentado.

Se giró oficio al Registro Nacional de la Personal Naturales a fin de determinar el estado de las 17 personas que tienen calidad de testigos en el expediente, entre estos José Napoleón Duarte, Gregorio Rosa Chávez, Jorge Pinto, José Antonio Morales Erlich, José Ramón Avalos Navarrete, entre otros. Pidió certificación de partidas de defunción de los testigos que han fallecido.

En octubre de 2018 el juez Rigoberto Chicas le decretó la detención provisional Álvaro Rafael Saravia Merino y libró oficios al Director de la Policía Nacional Civil, al Departamento de Disposiciones Judicial y a la INTERPOL, El Salvador, a fin de que procedan a la búsqueda, ubicación y captura del imputado acusado por el homicidio agravado en perjuicio de la vida de Monseñor Oscar Arnulfo Romero.

Lo anterior luego de dejar sin efecto el sobreseimiento definitivo y resolviera abrir el caso el 12 de mayo de 2017.  La investigación iniciales del caso fueron diligenciadas por el Juzgado 4° de lo Penal en el año 1980 el expediente consta de 15 piezas y el único acusado del asesinato fue el Capitán Álvaro Saravia, a quien presuntamente le encontraron una libreta con apuntes relacionados al crimen. Presuntamente se determinó que el hecho fue ejecutado por un experto en uso de armas de fuego conocido como francotirador.

Oscar Arnulfo Romero, fue asesinado el 24 de marzo de 1980 aproximadamente a las 6:30 de la tarde mientras oficiaba una misa en la Capilla del Hospital Divina Providencia, de San Salvador, un francotirador llegó hasta el lugar y le disparo al pecho el religioso fue herido gravemente y trasladado a un centro asistencial, donde falleció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here